MARTES 22.08.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Judiciales | Entrevista REALPOLITIK

Un hombre acampa hace más de una semana en Tribunales y pide respuestas a la jueza Celle

REALPOLITIK | 26 de abril de 2017
Por: Fernanda Navamuel

Hace una semana que Adrián Passari acampa en los Tribunales de 13 y 48 con el fin de recuperar su casa, usurpada en el año 2009. La causa está a cargo de la jueza Miriam Celle y se encuentra paralizada hace cuatro años. Ahora el damnificado pide una respuesta por parte de la magistrada.

“Al ser un terreno grande donde vivía -en el centro de Ensenada-, la persona que compró la parte de adelante lo hizo con la escribanía de Haydeé Buffarini, que con el tiempo me enteré que hace papeles truchos”, relató Passari a REALPOLITIK. “La escribanía ofreció a los compradores el título de propiedad y fue así que se apropiaron de mi casa. Este estudio se valió de la ley Pierri -que en la época de Carlos Menem estuvo hecha para la gente humilde, no para todas las personas-“, continuó explicando el damnificado.

Passari relató que a la primera discusión que tuvo con los nuevos vecinos en esa época, fue desalojado por la policía por orden de la fiscal Ana Medina. A partir de ese momento, no sólo se quedó sin casa sino que su estado de vagabundez lo llevó dejar de ir al trabajo y a separarse de su pareja.

Actualmente la causa está en la defensoría de Pobres y Ausentes Nº11 a cargo de la doctora Miriam Celle que envió a una persona a preguntar que hacía el hombre en la esquina de 13 y 48. “Cuando le dije que había hecho un pedido de audiencia para que la jueza me escuche entonces lo dejé sin palabras. Estoy acampando nada más que por eso, para que ella me atienda. Quiero que se mueva la causa que ya está iniciada”, dijo Passari.

“El problema mío no es contra los delincuentes sino con la Justicia y con el paso del tiempo. Hace cuatro años y todavía no citaron a la persona que usurpó mi casa mientras que a mí me mandaron al Registro a pedir una fotocopia de la partida de nacimiento de mi abuelo”, comentó indignado.

El hombre no da señales de quererse mover de esa esquina, se ve abatido y desesperanzado. Es que en estos años no sólo paseó por la defensoría y los pasillos de Tribunales sino que estuvo un tiempo en Capital Federal viviendo en plaza Francia.

“Lo más triste de esto es que son mis defensores. No estoy contra ellos, les estoy pidiendo por favor que atiendan lo mío, si no a quién le voy a pedir”, concluyó. (www.REALPOLITIK.com.ar


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.