MARTES 12.12.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Opinión | Editorial REALPOLITIK

Hágase cargo: Carta al funcionario de Radio Provincia que se burló de una chica con “retraso mental”

REALPOLITIK | 8 de mayo de 2017
Por: Mg. Santiago Sautel

El fin de semana, REALPOLITIK denunció a un funcionario de Radio Provincia por burlarse de Anto, la joven con “retraso mental” (según las palabras de su padre) que saltó a la fama por refrescarse con una manguera en la pileta de su casa y difundirlo en las redes sociales.

La falta de respeto de José Luis López, un hincha de Gimnasia nombrado coordinador de Aire de la emisora, es doblemente grave, debido a que para burlarse de esta joven utilizó como recurso una publicación del periodista deportivo Alberto Raimundi, quien no solamente saltó a la luz pública por insultar y agredir en sus relatos de fútbol a jugadores y árbitros sino que es dueño de Radio Revolución, una FM que se encuentra al margen de la ley y no posee ningún tipo de licencia.

En horas de la madrugada del domingo (alrededor de las 2.00 de la mañana, para ser más exactos), López se contactó indirectamente conmigo lamentándose por la publicación y pidiendo añadir al pie del artículo en cuestión las disculpas correspondientes, solicitud a la que accedimos por una cuestión básica de ética periodística. Es que, tal y como él mismo me hizo saber, López había recibido una fuerte reprenda por parte del director de Radio Provincia, Franco Bagnato.

Ahora bien, en horas de la tarde de ese mismo domingo, varios de los colegas y amigos que mantengo en la emisora me alertaron acerca de que, en el marco de un grupo de Whatsapp de trabajadores de la radio, López -lejos de pedir disculpas y hacerse cargo de su error- comenzó a escudar sus acciones difamándome a mí y también a mi pareja, insinuando que la publicación de REALPOLITIK tenía por objeto presionarlo para facilitar el nombramiento de mi mujer en esta radio del estado (el texto puede leerse en la imagen que encabeza este artículo).

En este marco, me gustaría aclarar varias cuestiones y dirigirme personalmente a este señor, a quien no tengo el agrado de conocer.

Estimado López, el presente descargo no tiene por fin faltarle el respeto. No lo conozco y jamás oí sobre usted a lo largo de estos más de diez años que llevo haciendo periodismo político en la provincia de Buenos Aires. Le confieso que antes de decidirme a escribir esta editorial, tuve mis reparos. En primer lugar porque suelo preservarlas para cuestiones que entiendo son menos banales que la que nos convoca hoy. Y en segundo término, porque las mismas suelen involucrar a actores de primer nivel y no a segundas, terceras o cuartas líneas, a quienes no suelo tener el gusto de conocer.

Yendo al grano, señor López, no busque escudar su estupidez en terceros. Nadie salió a “matarlo” ni la noticia que publicamos es “mala leche”, como asegura en su comentario de Whatsapp. La publicación en cuestión solo tiene por fin dar a conocer el escaso tacto y la falta de idoneidad que usted posee para ocupar el cargo que le tocó en gracia.

Muchos de los que leen estas líneas -incluyéndome- sabemos cómo desembarcó en ese puesto (voy a reservarme estos datos para no exponerlo a un papelón mayor). Y entiendo que piense que, del mismo modo, todos llegamos a algún lado, no por mérito personal, sino gracias a algún acomodo.

Por otra parte, entiendo que descanse su bronca sobre mí porque, a pesar de superarme por casi veinte años de edad -tal y como puede observarse en las comunicaciones que usted mantuvo con mi pareja y que hago públicas en este descargo- jamás accedí a recibirle un CV, incluso cuando admitió haber comprado y leído mi libro con muchas ganas (gesto que agradezco).

Señor López, me gustaría que me acompañe en una reflexión. Por un lado, sé que usted asevera haber realizado este acto de ciberbullying por “desconocer” la historia de Anto. Por otro, luego de leer toda su perorata de descargo (incluso sus errores ortográficos), y teniendo en cuenta que usted pretendía acercarme su CV, yo me permito cuestionar su condición de periodista. Sea honesto, aún en su condición de funcionario de Radio Provincia: ¿Usted se contrataría a sí mismo?.

Sin el ánimo de extenderme, solicito por intermedio de estas líneas que se retracte públicamente de la acusación errónea y malintencionada que usted realizó hacia mi pareja y hacia mí y asuma la responsabilidad de haberse burlado de una chica con capacidades diferentes. Sé que usted es padre de familia, y entiendo que tanto su mujer como su ex esposa y sus hijos también tomarán este gesto de buena manera. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

(*) Mg. Santiago Sautel (@SSautel), director del Grupo Realpolitik.

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.