MARTES 22.08.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Campo | Panorama REALPOLITIK

El cordón verde platense recibe ayuda a cuentagotas

REALPOLITIK | 5 de junio de 2017

Desde el pasado mes de febrero, los productores hortícolas de La Plata sufren los embates del clima, y tras sucesivas tormentas la infraestructura de este sector sufrió severos daños, sobre todo en aquellos casos de menor escala de trabajo.

Desde el ámbito local, se entregaron rollos de nylon, maderas, chapas y otros materiales con el objetivo de colaborar en la reconstrucción de los invernaderos. Y desde el gobierno provincial, en el transcurso del mes de mayo se concedió un subsidio de dos millones de pesos, con el objetivo de asistir a los productores del sector flori-frutihortícola afectados por las tormentas que se abatieron sobre la región en las últimas semanas. La medida fue publicada en el Boletín Oficial y destaca la obligatoriedad del municipio de La Plata para rendir cuenta del destino del dinero entregado ante el Tribunal de Cuentas.

El temporal del 5 de febrero fue un golpe de knock out para la actividad, del cual todavía no se repone. El día después, un 50 por ciento de las 8.000 hectáreas cultivadas presentaban daños en invernáculos y estructuras y pérdidas millonarias, estimadas en 320 millones de pesos.

Pero más allá de las buenas intenciones, queda flotando un interrogante: ¿cuál es el beneficio real de esta medida para los productores? Alberto Pate, vicepresidente de la Asociación de Productores Hortícolas de La Plata, es muy claro al respecto: “No es un monto para festejar absolutamente nada”.

Los más afectados por las incidencias del clima fueron los pequeños productores, un universo que nuclea a unos 4.000 trabajadores, de los cuales un 80 por ciento necesitaría asistencia financiera para reconstruir su estructura productiva. Tomando como punto de partida esta cantidad de trabajadores y estimando que el subsidio llegue a unos 300, la calculadora arroja que cada uno de ellos recibiría 6.666 pesos.

Repasemos algunos costos para visualizar el beneficio concreto que puede tener este subsidio. Solo para reponer el nylon de una estructura de 50 metros de largo y 8 de ancho, el horticultor deberá desembolsar cerca de 3.500 pesos, sin contar los gastos de madera y mano de obra. Pasando en limpio, con la ayuda recibida no pueden comprar el nylon necesario para cubrir dos invernaderos.

En esta instancia, desde la asociación que representa al sector estiman que las autoridades provinciales deberían contemplar la creación de una línea crediticia a tasas bajas, con el objetivo de contar con mayores fondos para encarar una reconstrucción profunda. Desde la óptica de la entidad, la actividad necesita una fuerte inyección de liquidez para levantarse, como mínimo entre 20 y 30 millones de pesos. “Es el planteo que históricamente llevamos adelante, siempre pensando en los pequeños productores”, remarcó el directivo. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.