MARTES 22.08.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Campo | Panorama REALPOLITIK

Fabricantes de maquinaria agrícola, en alerta por el aumento de importaciones

REALPOLITIK | 29 de junio de 2017

De cara al segundo semestre de 2017, los brotes verdes para el sector agropecuario que el gobierno nacional anunció con bombos y platillos siguen sin aparecer. Es este camino y a contramano de su discurso de convertirse en el supermercado del mundo, desde Agroindustria solo declaran cosechas récord de granos, mientras en políticas externas no paran de sumar errores.

Un claro ejemplo es la estrategia abordada con Estados Unidos, en donde comunicaron como un gran éxito de gestión la apertura del mercado de limones, un negocio de unos 20 millones de dólares –que todavía no despegó- mientras se pierde un negocio de envergadura como el biodiesel, en donde la potencia del norte es la principal compradora, con una facturación anual cercana a los 1.200 millones de dólares.

En este complejo escenario, los fabricantes de maquinaria agrícola argentinos han manifestado su preocupación por el  incremento en el ingreso de productos importados, que constituye un fuerte golpe a una industria que genera una gran cantidad de puestos de trabajo.

En este punto vale una aclaración: en rubros como cosechadoras y tractores, predomina la maquinaria importada. En 2016 se comercializaron 950 cosechadoras, de las cuales 100 son argentinas, elaboradas por dos fábricas. En el caso de los tractores, de 7.300 unidades vendidas, 1.700 son de origen nacional, manufacturadas por una sola firma. En esta porción del negocio, juegan fuerte las multinacionales, que durante el gobierno anterior encararon un plan de inversiones para ensamblar en el país estos dos productos, apuntando a un 50-55 por ciento de los componentes de estos productos sean de industria argentina.

De todas maneras, la balanza comercial en este apartado es deficitaria, porque mientras durante 2016 se exportaron productos por 60 millones de dólares, en importaciones se registraron operaciones por 900 millones de dólares.

En concreto, la preocupación de los fabricantes argentinos se cimenta en dos cuestiones. Por un lado, el mayor ingreso de sembradoras, pulverizadoras y silo bolsas, rubros en donde Argentina es un reconocido fabricante a nivel mundial. En el caso de las pulverizadoras autopropulsadas, de 610 unidades vendidas el año anterior, 80 fueron importadas. Un número elevado, y que creció con respecto a 2015.

El segundo punto que provoca dudas entre los fabricantes locales es el acceso al crédito. El gobierno, a través del Banco Nación, ofrece créditos a tasa subsidiada para la compra de maquinaria agrícola argentina; en este punto, los productos de las multinacionales, al tener un porcentaje de componentes nacionales, califican para acceder a este financiamiento. Esta situación genera un gran malestar entre los empresarios argentinos, porque esta cifra es baja, y en muchos casos no supera el 20 por ciento. Y citan como ejemplo el programa brasileño Finame, que financia ventas de maquinaria a tasas muy bajas y plazos muy ventajosos, siempre que el producto cuente con al menos 60 por ciento de componentes nacionales.

La polémica está instalada, y el gobierno nacional, fiel abonado a la teoría del libre mercado, abre de manera indiscriminada las importaciones, en los que constituye un golpe difícil de digerir para la industria nacional. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de IDEALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.