MARTES 12.12.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Municipales | JUNÍN l Panorama REALPOLITIK

Otra de testaferros: Una investigación sacó a la luz al Lázaro Baez del ex intendente Mario Meoni

TAGS: Mario Meoni
REALPOLITIK | 20 de julio de 2017

Se llevó adelante una investigación que hizo foco en la obra pública ejecutada durante los doce años de gobierno de Mario Meoni, ex intendente de Junín. A raíz de ella, se conoció el nombre de Aldo Ariel Vera, que en el 2003 trabajaba como lavacopas y hoy se lo conoce como “El Zar del Cemento” de la ciudad.

La investigación de REALPOLITIK comienza de una forma particular. Un ex empleado municipal, a cargo de las licitaciones, atiende el teléfono y, consultado sobre el tema, afirma: “Vera le vendió tanto cemento al municipio, que para cumplir debió haber sido socio de Amalita Fortabat”. Tantas obras llevó adelante Aldo Ariel Vera en Junín, que en los pasillos del Poder Judicial pegaron un cartel con su foto y una frase: “El Lázaro Báez juninense”.

La investigación la está llevando adelante la Justicia local, pero promete trepar a los ámbitos provinciales y nacionales en los próximos meses. No es la primera vez que se investiga la obra pública de Mario Meoni. Durante su gestión existieron otros capítulos en donde se denunciaron obras inexistentes o pletóricas de irregularidades: la terminal fantasma de ómnibus; el negociado con el autódromo de Junín y su pista asfáltica; los planes de vivienda o la repavimentación del Camino al Balneario, por sólo citar cuatro de los muchos ejemplos.

Aldo Ariel Vera tiene 45 años y es conocido en Junín hace más de quince. Junto a un grupo reducido de amigos regenteaba un boliche llamado “Caín”, ubicado sobre la calle España, entre Rivadavia y Sáenz Peña. Caín terminó sus días allanado y clausurado en un operativo de la Policía Federal.  Hoy se erige, en su lugar, el edificio Portal del Sol.

Ingresó al municipio en 1999 como ordenanza de limpieza en la delegación local de la Ases, pero en el 2003, cuando asumió Mario Meoni, fue nombrado director de Gobierno y Seguridad. Le debe ese astronómico ascenso (de ordenanza a director municipal) a la amistad que aun hoy mantiene con la familia Itoiz, más específicamente con Damián, quien luego llevó a cabo las negociaciones necesarias para nombrar a Vera director y jefe de Personal, a partir del año 2005.

En el 2008 comenzó a dedicarse a la actividad privada, aunque no abandonó la esfera pública. Continuó ostentando un cargo de asesor en la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires en donde cobró, hasta diciembre de 2015, un salario de 26.710 pesos. Es llamativo que su recibo de sueldo de la Legislatura afirmaba que su ocupación era “de tiempo completo”, pero prácticamente no se habría presentado nunca por el despacho de La Plata.

Fue entonces cuando fundó la empresa ORPRO Desarrollos SRL junto a su socio Ricardo Andrés Liggera, que actualmente se encuentra investigado por lavado de activos a través de una empresa de viajes y turismo que, además, se dedicaría a la usura en Junín.

Con su empresa en marcha y los contactos políticos, Vera se lanzó a una catarata de obras públicas y privadas. Entre las privadas, se están investigando actualmente los terrenos del loteo “Palmar”, que se sospecha que fueron usurpados por Alberto Echagüe, actual director de Catastro, y ejecutados por Vera. Además, le fueron clausuradas numerosas obras privadas por serias irregularidades, como las que se encuentran en la esquina de Javier Muñiz y Ameghino, y en Malvinas Argentinas entre Colombia y Bolivia.

De sus obras en la esfera pública, existen numerosas investigaciones por irregularidades que actualmente está llevando adelante la Justicia. Entre ellas, ejecuciones de cordón cuneta, badenes e isletas en numerosas calles de Junín, construcción de bocas cloacales de hormigón armado, y obras en la Sociedad Italiana, las escuelas N°29, 3,  y 40; los jardines N°905, 906, 911, 913 y 917; y obras en el cementerio local, entre otras.

Lejos de preocuparse por su futuro próximo, Aldo Ariel Vera se paseaba hasta hace pocos días en crucero por las costas de Brasil, gastando el dinero que hábilmente supo esquilmarle al Estado. En el despacho de Meoni se cansaron de llamar a su teléfono celular. Quieren que vuelva inmediatamente para comenzar a trazar una estrategia de defensa legal. En los próximos días, comenzarían los primeros allanamientos y el ex intendente teme lo peor: si cae “El Lázaro de Junín”, caen todos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.