VIERNES 20.10.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Provincia | Panorama REALPOLITIK

Fernando Rozas sigue tirando de la cuerda: Ahora armó un catering de 162 millones de pesos

REALPOLITIK | 2 de agosto de 2017

Hace tan solo unas semanas atrás, Fernando Rozas, interventor del Servicio Penitenciario Bonaerense, fue vinculado a una asociación paralela que traería aparejada un intrincado manto de mafia y corrupción. Desde el sillón que ocupa, según consta en la denuncia, fueron tramados oscuros negociados en los que no falta nada: farmacias ilegales, coimas, amantes y hasta repetidos casos de nepotismo. Horas después de conocerse el escándalo, la gobernadora María Eugenia Vidal habría tomado la decisión de separar a Rozas de su cargo. Con las elecciones a la vuelta de la esquina, el frente Cambiemos busca purgar sus filas de funcionarios manchados de corrupción. Lo que aun no tiene decidido es si va a trasladarlo disimuladamente a otro cargo, o si directamente lo dejará en la calle.

Consultados por REALPOLITIK, los trabajadores pertenecientes a la estructura del SPB en los distintos complejos penitenciarios de la provincia admitieron la existencia de la denuncia y acercaron a la redacción numerosas pruebas. Entre ellas, una comunicación del ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, en la que pide premura en la desvinculación de Fernando Rozas, cuyos escándalos comienzan a salpicarlo.

Las principales maniobras, según consta en la documentación entregada, se habrían ejecutado en la dirección de Salud Penitenciaria, donde se confeccionaron facturas con sobreprecios (el aire acondicionado para la Unidad 32 costó 132 mil pesos, en sólo uno de los tantos ejemplos), viáticos ficticios y hasta una farmacia paralela, a través de la compra de medicamentos prontos a vencer en complicidad con una droguería amiga que ya está implicada en la denuncia. El encargado de éste último negociado no es otro que Fabián Castronuevo (alias "Castroloco"), ex capitán de la Policía Bonaerense, quien había sido detenido en 2008 tras mantener como rehenes durante más de siete horas a su esposa, también policía, y a sus dos hijos de 6 y 8 años en su departamento del partido de Berazategui, en el sur del conurbano.

Toda la estructura de Salud Penitenciaria se ha transformado, con el correr de la gestión de Fernando Rozas, en una oscura mancha para la administración provincial. A modo de ejemplo, el director provincial de Salud Penitenciaria, que debiera ser un profesional de la salud, es el abogado Javier Zoulemian. En la dirección de Salud Mental se encuentra Juan Carranza, que no es psiquiatra ni entiende en la materia. Ambos fueron elegidos a dedo por Rozas.

Ahora, a pocas semanas de ser separado de su cargo, Fernando Rozas ordenó el gasto de 162 millones de pesos en un servicio de catering para abastecer a trece alcaidías bonaerenses. El mismo se llevará a cabo a través de la licitación pública 2/17, cuyo número de expediente es el 21200-101306/2017. El escándalo estalló luego de que se comprobara que dicha licitación se encuadra en otra denuncia, realizada por un grupo de pymes bonaerenses, que vinculan a Fernando Rozas con el empresario gastronómico Víctor Lusardi, quien sería el encargado de “cerrar” los pliegos para que sólo puedan cotizar las empresas amigas o las suyas propias, que entre las que están a nombre suyo y las que están a nombre de sus familiares, sumarían más de seis. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
02 Aug | 11:15
Matías Cruzado | maty_cruzado@hotmail.com
También deberían Meyer preso al director de asistencia y tratamiento José castillos que viaja por el mundo con la caja chica de la dirección....vende cupos y traslados
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.