MARTES 19.09.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Gremiales | En la redacción de REALPOLITIK

Juan Pablo Alegre: “Loterías y Casinos nunca entendió la actividad hípica”

REALPOLITIK | 4 de septiembre de 2017
Por: JUAN FACUNDO QUIROGA

 

El secretario de Actas, Prensa y Difusión del Sindicato de Empleados Mensualizados del Hipódromo de La Plata, Juan Pablo Alegre, visitó la redacción de REALPOLITIK para hablar del difícil momento que atraviesa la actividad hípica en la región capital. “El subdesarrollo estructural que tiene el hipódromo de La Plata es importante. Las oficinas están desmanteladas, no hay insumos para el desarrollo de las actividades, los empleados muchas veces no pueden trabajar por falta de los insumos mínimos e indispensables”, confió.

A continuación, la entrevista completa.

RP.- ¿Qué nivel de afiliados tiene su sindicato?

Somos un sindicato de primer orden, esto quiere decir que tenemos una representación física y territorial en el Sindicato del Hipódromo de La Plata por exclusividad, no podemos representar a ningún trabajador de otro ámbito. Dentro del hipódromo de La Plata, nosotros representamos al personal mensualizado.

Existen dos grandes categorías, los empleados mensuales que tienen una jornada de seis horas diarias y trabajan cinco días a la semana, y también existe una jornada especial con extensión horaria que son de 48 horas semanales, que son los empleados que cumplen una doble función, trabajan mensualmente y tienen una extensión horaria los días de carrera. Nosotros representamos a todos ellos.

RP.- ¿Cómo es la situación económica de los trabajadores que representa?

Es lamentable. Todo ha cambiado mucho, la modalidad del juego ha cambiado, la cultura ha virado por otros juegos que tienen más impacto. Los casinos, las máquinas tragamonedas han capitalizado gran parte del juego, propio de nuestra era. La gente tiene dos horas, y se encierra en un bingo cada vez que puede.

En cambio en el hipódromo vos tenés que estudiar el programa, esperar media hora, saber de caballos, porque no es juego de azar, es un juego que se resuelve por experticia. Es como un partido de fútbol, donde no gana el que tiene suerte, sino el que está más entrenado, el que planteó mejor la estrategia. En las carreras de caballos pasa lo mismo, requiere un conocimiento previo del apostador que le lleva aproximadamente un día entero. Las carreras comienzan a las 14.00 y terminan a las 22.00.

Este cambio en la sociedad ha implicado en los últimos cincuenta años un retroceso de la actividad. La última época rentable de los hipódromos en la provincia de Buenos Aires fue hasta la década del 90. Hasta ahí empresas privadas podían sostener la actividad a partir del margen de rentabilidad del hipódromo.

A partir de 1999, las bolsas de premios, que se compone a partir de la bolsa de premios que se genera en cada reunión, pasaron a ser deficientes, no alcanzaban a cubrir todos los gastos de la actividad, pagar los premios de los jockeys, los variadores, que es lo que permite potenciar la actividad.

Con la crisis del 2001, la actividad se afectó mucho al punto de que el hipódromo de La Plata tuvo que cerrar. En La Plata genera 5 mil puestos de trabajo, en la provincia de Buenos Aires llega a los 150 mil puestos de trabajo, y a nivel nacional son casi medio millón de personas que de manera directa o indirecta subsisten a partir del turf, con lo que se convierte en un factor social importante.

Desde el año 1999 todas las organizaciones, instituciones y sindicatos que estamos volcados a la actividad hípica impulsamos una ley para proteger y salvar la actividad del turf.

Y es la 12353 que plantea una subvención a los hipódromos de la provincia de Buenos Aires, en donde se le hace una extracción específica a la ganancia de las máquinas tragamonedas de los bingos y casinos de la provincia de Buenos Aires. El 66 por ciento de esa subvención va directamente a ensanchar la bolsa de premios y el resto es para mantenimiento de la infraestructura de los hipódromos. Es para salvar la actividad.

RP.- ¿En qué momento está la actividad hípica de La Plata?

En la ciudad de La Plata ocurre que el hipódromo tiene un problema estructural fuerte porque está administrado fuera del marco de la ley. La ley contempla que puede ser una sociedad anónima del estado, un ente autárquico, o puede estar privatizado.

Actualmente no se engloba en ninguno de estas opciones, sino que está completamente dependiente del Instituto de Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires, que nunca entendió la actividad hípica. Hemos pedido cinco reuniones con los directivos y no nos han atendido.

Solamente por el marco de la ley, se envía el 66 por ciento de la subvención para ensanchar la bolsa de premios. Es lo que convierte a la actividad hípica de la ciudad en una de las más atractivas, son premios altos y se paga a la semana.

Pero el subdesarrollo estructural que tiene el hipódromo de La Plata es importante. Las oficinas están desmanteladas, no hay insumos para el desarrollo de las actividades, los empleados muchas veces no pueden trabajar por falta de los insumos mínimos e indispensables. Con la gravedad de que cada administración quiere hacer pesar sobre los trabajadores, la falta de concreción de los proyectos.

RP.- ¿Cómo es el vínculo con el administrador, Sergio Fernández?

Tenemos un diálogo constante. En el marco de las posibilidades, que son muy pocas, con la administración del Hipódromo no hemos tenido conflictos, ni persecución gremial. La administración tiene problemas porque no tiene recursos para administrar. Mientras el hipódromo no tenga su autarquía, desde que Lotería sí hizo acopio de los recursos del hipódromo, es complicado administrarlo y con una caja chica no puede hacer milagros. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.