MARTES 21.11.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Campo | Panorama REALPOLITIK

La encrucijada del biodiesel argentino

TAGS: CAMPO
REALPOLITIK | 5 de septiembre de 2017

En el marco de una política en comercio exterior que busca ganar mercados en el exterior para la cadena agroindustrial, la gestión Cambiemos desplegó un operativo tendiente a consolidar la relación comercial con Estados Unidos. En este camino, promovió la exportación de limones y carne bovina, y con este objetivo el presidente Mauricio Macri se reunió con Donald Trump y recibió  a Mike Pence, el número dos de la Casa Blanca.

El balance de estos encuentros es realmente pobre. Los tan anunciados cítricos siguen sin exportarse a ese destino, la carne bovina está lejos en el horizonte y además hay que contabilizar dos situaciones que hacen muy visible el fracaso de estas gestiones: el freno a las exportaciones argentinas de biodiesel a Estados Unidos y el probable ingreso de carne de cerdo “made in USA” a nuestro país.

El caso del biodiesel perfila un escenario complejo para la balanza comercial argentina. Con un mercado europeo que continúa cerrado, Estados Unidos constituye el principal destino de las exportaciones de biodiesel, en un negocio de 1.250 millones de dólares anuales. Desde la Casa Blanca consideraron que el biodiesel argentino se encuentra subsidiado y anunciaron que impondrán un elevado arancel compensatorio, de casi un 60 por ciento.

De esta manera, las políticas proteccionistas extranjeras cierran las puertas de este producto en el mundo. En nuestro país, existen cerca de 40 plantas de biodiesel, con una capacidad instalada de 4,5 millones de toneladas anuales. Con una producción de casi tres millones de toneladas, la mitad de este volumen se vuelca al mercado interno, para el corte obligatorio de naftas, que en la actualidad se ubica en el 10 por ciento. El resto de la producción se destina en un 90 por ciento a Estados Unidos y el porcentaje restante a otros mercados. Cerca de la mitad de estas plantas elaboradoras se ubican en la provincia de Santa Fe, seguida por Buenos Aires, que cuenta con 11 fábricas que elaboran cerca de 400.000 litros anuales.

En el mediano plazo, el destino de esta fuente de energía con alto valor agregado en origen a la producción primaria es incierto. Los dos grandes mercados que pueden absorber este volumen –Estados Unidos y Europa- se encuentran virtualmente cerrados. En el caso de Europa, y tras un prolongado litigio que se remonta a 2013 (muy similar a los planteos presentados por Estados Unidos), la Organización Mundial de Comercio (OMC) falló a favor de Argentina, pero el biodiesel todavía no ingresa.

Por su parte, el mercado doméstico tampoco se encuentra en condiciones de recibir este excedente, porque en el corto plazo es difícil elevar el porcentaje del corte obligatorio para combustibles. Y si bien desde la Casa Rosada anunciaron que en los próximos días se puede destrabar el ingreso al viejo continente, habrá que seguir de cerca el destino de esta producción, que genera un importante ingreso de divisas a las arcas nacionales, y genera unos 6.000 puestos de trabajo. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.