MARTES 19.09.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Provincia | Panorama REALPOLITIK

El patrimonio histórico no pudo con Ritondo: Vehículos oficiales destruyeron las veredas del ministerio

REALPOLITIK | 11 de septiembre de 2017

La continuidad de Cristian Ritondo al frente del ministerio de Seguridad bonaerense sólo se entiende si se la mira bajo la lupa de su amistad personal con la gobernadora. ¿Cómo entender, de otro modo, que acusaciones tales como la compra ilegal de chalecos antibala para devolverle un favor a su amigo Daniel Angelici; o que inauguren hasta 3 veces la misma flota de patrulleros cambiándoles el ploteo para que parezcan distintos vehículos; que gaste 24 millones de pesos en un catering o 900 mil por un piso de diez metros cuadrados, entre otras tantas acusaciones, caigan en saco roto?

El edificio del ministerio de Seguridad bonaerense, ubicado en pleno centro platense, ha sido el escenario de conductas y decisiones para tener en cuenta. Desde la contradicción de que pedazos del techo del depósito se caigan literalmente sobre las cabezas de sus empleados pero que, al mismo tiempo, el ministro Ritondo exija un gasto cuantioso en blindar su despacho o en construir un baño digno de un hotel 5 estrellas en la planta baja, al uso indiscriminado de la vía pública como si se tratara de una propiedad privada del ministro.

En cualquier lugar de la ciudad de La Plata, estacionarse sobre la vereda implica la aplicación de una costosa multa que le quitará al conductor las ganas de volver a incurrir en dicha contravención. En el ministerio de Seguridad, no obstante, todo está permitido. En el reino de Ritondo, las multas no existen. Los autos oficiales pueden estacionarse arriba de la vereda imposibilitando el tránsito peatonal o incluso sobre la rambla que rodea al ministerio, destruyendo plantas y el poco césped que aun se mantiene tozudamente con vida. Nadie hace nada.

Luego de tanto tiempo de maltrato, la centenaria vereda comenzó a ceder ante el peso de los vehículos que ilegalmente transitan sobre ella, y ha quedado prácticamente destruida, con pozos de hasta un metro de diámetro y pedazos sueltos de cemento que se acumulan en los cordones. Esta destrucción de la vía pública, patrimonio de todos, es la obra de Cristian Ritondo, ministro de Seguridad, a quien ni la seguridad ni la justicia alcanzan a tocarlo. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
13 Sep | 10:37
Rodolfo Reinaldo | rodolfo3@gmail.com
MUY BUENA..!!!!! que departamento fotográfico tienen...
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.