MIéRCOLES 13.12.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Nacionales | Panorama REALPOLITIK

Polémico: Se conocieron vínculos entre el “Pata” Medina, Marcelo Tinelli y Darío Lopilato

REALPOLITIK | 5 de octubre de 2017

La metodología de enriquecimiento de Juan Pablo “Pata” Medina y su socio Horacio Homs fue sorprendente por lo sencilla y efectiva.

El “Pata” ofreció una lucha cierta y verificable contra las patronales que desprestigiaban el trabajo del obrero de la construcción, explotando a cuanto albañil cayera en sus manos. Se acumulan de a centenares las historias de albañiles de los países hermanos de Paraguay, Perú y Bolivia que ingresan a trabajar en obras en construcción en Capital Federal y el Conurbano bonaerense a cambio de un salario mísero. Además, les niegan la vianda del almuerzo y hasta les retienen la documentación privada para evitar que se escapen.

Medina vino a cortar con esas historias. Creó su propia ley, que regía violentamente sobre su territorio y brindaba un mejor salario a los obreros de la construcción, les proporcionaba créditos asistenciales y obligaba a los empresarios a brindarles una vianda para el almuerzo. Además, era uno de los pocos dirigentes bonaerenses que les daba trabajo a los ex presidiarios, que rescataba mujeres de la zona roja de La Plata y que montó institutos de formación para que sus afiliados terminen la escuela. Existían, también, otros detalles no menos importantes, como un comedor ubicado frente a la terminal de ómnibus al que podían ir a comer a diario los obreros que estaban sin trabajo.

Más allá de lo loable de estos datos ciertos, resulta inevitable encontrar en su carrera sindical un colorido caleidoscopio de extorsión, aprietes, coimas, lavado de dinero, sociedades ilícitas, nepotismo y sociedades offshore.

Una de las metodologías utilizadas para lavar dinero era sencilla en grado sumo. El “Pata”, en un acto de pura bondad hacia sus subordinados, obligaba a los empresarios de la construcción a proveer una vianda saludable para sus albañiles. La vianda, claro está, no podía comprarse en el supermercado de la esquina, sino que obligatoriamente debía ser adquirida a Abril Catering Group, la empresa de catering que fundó junto a su socio Horacio Homs.

Abril Catering Group, además de proveer viandas saludables en toda la provincia por algo más de 18 millones de pesos anuales, lavaba dinero por otros 250 millones. Así, a través de las oficinas de Premier April LLC en Miami, Florida, Homs movía de una cuenta bancaria a la otra los abultados montos provenientes de comidas y aprietes.

Durante el año 2016, efectivamente, el servicio de catering de Medina facturó algo más de 18 millones, pero movió en sus cuentas 269 millones de pesos. Lo mismo ocurrió este año 2017, cuando facturó 20 millones y movió algo más de 220.

Durante el año pasado, uno de los padrinos del oscuro “Pata” Medina no fue otro sino Marcelo Tinelli. Durante todo el 2016, Abril Catering Group llevaba a cabo el servicio de alimento de Bailando por un Sueño. En el Twitter oficial de la empresa, se publicó a comienzos de año: “Arrancamos a full con la grabación de #apertura #ShowMatch2016 #Marcelotinelli #Dariolopilato Gracias por dejarnos ser parte de este show”.

Existían, claro está, otras formas más creativas de lavar el dinero. Por ejemplo, comprando helicópteros que, insólitamente, eran ploteados con la leyenda “Abril Catering”. Como resulta evidente, nunca llevaron el alimento de ninguna fiesta en helicóptero. Su función dentro de la empresa aun está por verse. Lo mismo ocurre con sus más de cuarenta vehículos de alta gama, camiones utilitarios, un avión y un barco. Todos elementos, según Medina, fundamentales para un catering.

Nada de esto le asombró a Pablo “El Chato” Prada, productor de Marcelo Tinelli, quien además de contratarlo para el popular show, le pidió al “Pata” que le brinde sus servicios en el baby shower de su hijo Valentín.

Horacio Homs, quien estuvo prófugo desde el día anterior al apresamiento de Medina hasta hace algunas horas cuando se entregó  a la Justicia, compraba franquicias y comercios para ponerlos a nombre de su mujer, Gabriela Betsabé Masselos, que también formaba parte del funesto equipo. De este modo, la feliz empresa adquirió el gimnasio Power Zone y el restaurant H Pizza, ambos en la capital de Mendoza. Así, la red de corrupción fue tejiendo su tela, entre lucrativas pantallas, cuentas offshore y la sibilante selva de la farándula argentina. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.