LUNES 11.12.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Provincia | Panorama REALPOLITIK

Vigilar y Castigar, el modelo invertido de Vidal

REALPOLITIK | 6 de octubre de 2017

Mientras la Provincia agudiza los mecanismos de control sobre los empleados del Sistema Penitenciario, las cárceles e institutos se caen a pedazos, con un sistema de salud precario en el que faltan insumos y profesionales para la atención de los internos, y un sistema de seguridad vulnerable.

La crisis en el área de Salud del Sistema Penitenciario Bonaerense quedó evidenciada en junio de este año, cuando agentes y profesionales de la salud se movilizaron a Gobernación ante la ola de despidos, traslados y suspensiones de agentes que dejó como saldo unas 1200 bajas en total.

Las medidas fueron dispuestas en el marco de la Emergencia Penitenciara y la posterior intervención del SPB. Con esta seña además de los despidos masivos de personal, en su mayoría de bajo rango, se dispuso una serie de traslados en unidades de toda la provincia. Así agentes que prestaban servicio en La Plata, fueron enviados a unidades de Campana, Magdalena o Bahía Blanca, haciendo imposible su reubicación.

Para los que permanecieron en el sistema quedó una sensación de vulnerabilidad, ya que al pertenecer a una fuerza de seguridad, los profesionales, al menos, no pueden agremiarse. Pero el reclamo dejó entrever además la decadencia del sistema en la mayoría de las cárceles donde a las condiciones de hacinamiento, debe sumarse la faltan insumos y de personal especializado para atender a los internos.

Tal es el caso del hospital de la unidad penitenciaria N° 22 de Olmos, reinaugurado con bombos y platillos por la gobernadora María Eugenia Vidal junto al intendente de La Plata, Julio Garro, en diciembre pasado. Pero una vez que se apagaron las cámaras, según denunciaron los propios médicos, la unidad sanitaria fue desmantelada y la mayoría de los especialistas trasladados.

Otra de las consecuencias de la movida y reducción de personal, tiene que ver aquellos afectados al control de la población carcelaria que sufrieron un incremento de las horas laborables, que pasaron de las 25 reglamentarias a unas 30 y hasta 40 horas semanales. Esta situación despertó una gran preocupación incluso entre los directores de las unidades.

En este marco de caos generalizado, recientemente el ministerio de Seguridad de la provincia dispuso la incorporación de cámaras de seguridad en el interior de la dirección provincial de Salud Penitenciaria, con sede en 3 y 525 de La Plata. Según supo REALPOLITIK, ya se colocaron dos de los 17 previstas. Por su disposición, las mismas tienen la funcionalidad de vigilar el desempeño del personal administrativo y médico del lugar, que ya cuenta con el control de ingreso mediante huella dactilar y los denominados molinetes.

Mientras tanto, como diría el presidente Mauricio Macri, cuando en algunos lugares sobran cámaras, en otros faltan, tan es el caso del Centro de Recepción de Menores de La Plata, ubicado en 63 entre 2 y 3, no muy lejos de allí. De hecho, no hay ninguna. Esto sumado a la sobrepoblación y un sistema de seguridad endeble ha generado que los vecinos se acostumbren a las movidas en los patios y en los techos en la búsqueda de algún prófugo. El último episodio de este tipo tuvo lugar hace dos meses, cuando los vecinos linderos al instituto debieron abrirle las puertas a los comandos especializados en medio de la noche para constatar que no había rehenes entre ellos.

Cuando los vecinos al otro día piden explicaciones las respuestas son vagas, y se les dice que se trató de la persecución de un delincuente común. Lo cierto es que lo que sucede puertas adentro de este centro, uno de los cuatro en total que tiene la provincia, merece un tratamiento aparte, ya que, sobre el lugar, donde recluyen a jóvenes aprehendidos por disposición judicial pesan varias denuncias de organismos de derechos humanos, al no estar garantizadas las condiciones mínimas para los menores. De hecho, en el año 2008, el Comité Contra la Tortura presentó un habeas corpus colectivo denunciado las pésimas condiciones de infraestructura, hacinamiento, maltrato e insalubridad para los internos.

Otra muestra de la ineficiencia y la falta de recursos se da en el Instituto de Menores “Francisco Legarra” de Abasto, donde hace un año los menores alojados allí provocaron un incendio y se dieron a la fuga, evidenciando la fragilidad de los mecanismos de control.

Lindero a este, se encuentra el instituto “Gregorio Araoz”, y allí había acontecido un episodio similar, donde la fuga se dio luego de un golpe comando desde afuera, que liberó a 6 detenidos catalogados como de “extrema peligrosidad” y de los cuales sólo uno se volvió a entregar.

Las condiciones de insalubridad, hacinamiento y falta de control de los internos se reiteran en las cárceles, mientras la provincia reduce el personal e invierte parte del presupuesto en un modelo panóptico a la inversa destinado a custodiar a los trabajadores, cuando debería proveerlo para garantizar la seguridad de la población en general y los derechos de los privados de su libertad en particular. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
09 Oct | 12:29
SKF | Mail
TODO CURRO Y AFANO DE LA MANO DE LA SUBSECRETARIA PARA LA MODERNIZACION DEL ESTADO , CON EL CURRO DE LA BIOMETRIA , GEDEBA Y DEMAS COSAS QUE NO SIRVEN PARA NADA MAS QUE AFANAR
08 Oct | 12:51
Alma | aguaquenohadecorrer@hotmail.com
En dos años se vinieron abajo todos los hospitales y el sistema de salud entero ? Ni ustedes se lo creen ! Chantas !
06 Oct | 11:49
Pehuén Curá | patriciorobertoa@yahoo.com.ar
Nada más que negtocio para los amigos (el de las cámaras) en manos de Mario Montoto, peronista y ex montonero, único proveedor de las mismas, tanto en seguridad como los radares caza-bobos de tránsito. No esperen nada nuevo, al contrario, estas cuetiones se van a profundizar y no falta mucho. Cambiamos de collar pero el perro es el mismo.
06 Oct | 11:44
Jorge de Glew | Mail
TODO ES UN CAOS CON LA NEGRA PUTA CORRUPTA, ANALFABETA Y MALPARIDA TROLA DE MORÓN. ESTA NEGRA PUTA SIDOSA Y MALPARIDA vidal NO SIRVE NI PARA ATENDER UN KIOSKO. ESTÁ DONDE ESTÁ PORQUE MACRI SE LA COGÍA.
06 Oct | 05:29
gorila king kong | Mail
el titulo de esta nota pone en claro que solo son desgastados y melancolicos peronistas, a punto de ser solo recuerdo
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.