LUNES 11.12.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Provincia | Panorama REALPOLITIK

Nombran al frente del Instituto de Hemoterapia a un médico que Zulma Ortiz despidió por maltrato

REALPOLITIK | 13 de octubre de 2017

Carlos Bernao ya había ocupado el puesto a comienzos de la actual gestión, pero a seis meses de haber asumido, la entonces ministra de Salud, Zulma Ortiz, debió pedirle la renuncia tras comprobarse una serie de denuncias de maltrato y hostigamiento durante su desempeño como jefe de Hemoterapia en el Hospital Evita. Ahora el doctor vuelve al ruedo de la mano de un amigo, Rafael Ventafridda, quien detenta el cargo de subsecretario de Gestión del Conocimiento del ministerio de Salud y dice contar con el aval de Gabriel Sánchez Zinny y la gobernadora María Eugenia Vidal para confirmarlo en el puesto.

 Las denuncias contra el médico, fueron enumeradas en una misiva que un técnico que trabajó bajo su órbita le hizo llegar recientemente a Vidal. Allí se detalla el prontuario de quien podría confirmarse en los próximos días como el nuevo jefe del Instituto de Hemoterapia de la provincia de Buenos Aires. 

La designación despertó escozor entre quienes debieron desempeñarse bajo su mando en el Hospital Evita, cuando se desempeñaba como jefe de Hemoterapia,  ya que sobre Carlos Bernao pesan varias denuncias de violencia laboral y abuso de poder, e incluso faltas graves en el ejercicio de la profesión, las que motivaron a la entonces ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, a pedirle la renuncia, ya que además pesaba sobre él un dictamen del INADI confirmado por un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Uno de los incidentes registrados con el médico, que ahora tramita su reincorporación al frente del Instituto de Hemoterapia bajo el expediente 2918- 8753/2017, se dio con doctor Miguel Otero, quien se desempeñaba como médico especialista en hemoterapia en el servicio que él dirigía. Otero lo denunció por incumplimiento de la ley Provincial 11725, ya que Bernao en el ejercicio de la jefatura de Servicio del HIGA Evita realizaba procedimientos que estaban terminantemente prohibidos por la ley provincial de Sangre, y podían traer en consecuencia la propagación de infecciones transmisibles a los transfundidos.

Esto derivó en una serie de procedimientos por parte del entonces jefe de Hemoterapia encuadrados en el hostigamiento y la persecución laboral contra los denunciantes, especialmente contra Otero, quien finalmente debió tramitar su pase a otra dependencia sanitaria.

Bernao fue denunciado también por discriminación y violencia laboral y de género por la técnica en Hemoterapia María Liliana Gallo del mismo servicio. El problema con Gallo se suscitó cuando se reincorporó luego de una licencia por maternidad.  El jefe unilateralmente decidió los días y horarios de trabajo, contrapuestos generalmente a sus necesidades de brindar lactancia y atención a sus hijos. Ella decidió entonces tramitar también el pase de hospital, pero la respuesta de Bernao fue: “Si no podés hacer el horario que te pongo problema tuyo, trabajás acá o en ningún otro lugar”. Seguidamente y ante la imposibilidad de la especialista de cumplir con los cambios de horarios impuestos, el jefe le inició un expediente “por abandono de trabajo”, situación que derivó en el despido de Liliana Gallo.

El abuso de poder y la violencia laboral a la que estuvo sometida, la dejó sin trabajo, sin obra social para sus hijos y con un cuadro de estrés que la llevó a interrumpir la lactancia. Frente a este panorama Gallo radicó una denuncia ante el INADI y una demanda en sede judicial del departamento La Plata, contra el ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. 

La demanda pretendía la “reincorporación inmediata y la liquidación de los salarios caídos”, dado que se demostró que “la desvinculación laboral fue realizada a través de violencia laboral, hostigamiento y discriminación”.

Estos hechos fueron confirmados por el INADI, luego de una exhaustiva investigación en la que se concluyó que la represalia efectuada sobre Gallo configuraba “una conducta discriminatoria”, en tanto “se instrumentó en una situación de debilidad de la actora por causas exteriores al trabajo relacionadas con su condición de mujer, a saber, su reciente maternidad y la salud de su hijo de escasos meses”. 

La causa fue apelada, llegando a los estrados más altos, donde por unanimidad el tribunal de la Suprema Corte de Justicia integrado por los jueces Guido Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda falló a favor de Gallo apoyado en el dictamen efectuado por el INADI (Foja 40/73 del expediente principal CSJ 616/2014).

Los casos no fueron aislados y se reiteraron en los seis meses que duró el doctor Carlos Bernao al frente del Instituto de Hemoterapia bonaerense, cargo que procura recuperar no en base a su capacidad para afrontarlo, sino mediante lazos parentales y de amistad con los nuevos funcionarios de la cartera. La misma cartera resolvió el año pasado expulsarlo, dado su accionar violento y misógino, tal es el caso de las doctoras Chapman, Andina y Pozo.

La carta enviada este lunes a la gobernadora pretende, además de pedirle su intervención ante las denuncias de “inhabilidad moral manifiesta” del médico, confirmar los dichos de subsecretario de Gestión del Conocimiento del ministerio de Salud, quien postuló a Bernao a reinsertarse al frente del Instituto de Hemoterapia, afirmando contar con el apoyo del ministro Zinny y Vidal.

“No creemos señora gobernadora que usted esté al tanto, es por ello que solicitamos su intervención, no como funcionaria, sino como mujer”, concluye la carta firmada por el técnico en Hemoterapia Juan García y que apela al buen uso del criterio ante el proceso de selección de los funcionarios en que debe priorizar la capacidad e idoneidad de los aspirantes.  (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
14 Oct | 10:57
ILIANA | Mail
por dios que caripelas ¿quien es el de la corbata roja el sucesor del al capone? pero esto no es nada nuevo en todos lados es igual en la jefatura de gabinete es un descontrol y mas precisamente en la torre II piso 11 ahi es un constante ir y venir de pibes que son entrevistados para el curro de gedeba obviamente que el que los contrata les pela la mitad del contrato pasen y vean
13 Oct | 11:38
Juan | Mail
Y así en todos los ámbitos. En ARBA hay un grave caso de nepotismo donde una subgerenta, Paula Evelina Said tiene como empleados a su marido y a su hermana, y pese a que en esta página hicieron público el caso, Said sigue al frente de la subgerencia como si nada pasara...¿"cambiamos"? Parece que no.
13 Oct | 10:59
perdomo | perdomo2003@outlook.com
Son descendientes de los comandos civiles a nadie le debe extrañar que nombre a estos maltratadores, no fue el ladrón de PRAT gAY QUE HABLO DE LA GRASA MILITANTE Y EL SE CHOREO EL PAÍS, bULLRICH EL QUE DIJO QUE EN LAS ESCUELAS SE FABRICABAN CHORIZO Y NO HIZO NADA PARA CAMBIARLO ADEMAS ESTE NO TIENE UNA OFFSHORE Y ESTA IMPUTADO POR COMPRA DE COMPUTADORAS A PRECIO VIL, DIETRICH NO DIJO QUE NO HABLABA CON PERONISTAS PORQUE ERAN TODOS CORRUPTOS Y EL VIEJO Y SUPONGO EL TAMBIEN NO FUERON BENEFICIADOS POR VIDELA, SON Y DESCIENDEN DE LOS COMANDOS CIVILES.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.