VIERNES 24.11.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Municipios con Historia | Recorriendo la provincia REALPOLITIK

Pila: Manantial de agua fresca

TAGS: PILA
REALPOLITIK | 22 de octubre de 2017
Por: Sabino Mostaccio

Cuenta la leyenda que hacia el año 1823, un grupo de soldados del Regimiento de Blandengues, exploraba un rincón cercano al Río Salado, cuando la partida sintió sed y tuvo que beber algo. El agua sorprendió a los milicianos por su frescura y sabor, al punto que uno exclamó: “Es como agua e’ pila”, aludiendo al sabor salado del agua de la pila bautismal. Y he aquí que el topónimo “Pila” se popularizo para una cierta franja de tierras que por aquel entonces correspondía al partido de Dolores, cerca del límite con Chascomus, y que fue incorporada al dominio provincial por la campaña del gobernador Martín Rodríguez.

La zona empezó a prosperar cuando algunos colonos y estancieros se instalaron allí hacia fines de la década de 1820, y el 25 de diciembre de 1839, tras sofocar un levantamiento armado en la zona -la llamada Revolución de los Libres del Sur- el gobernador Juan Manuel de Rosas (1829-1832 y 1835-1852), dispuso subdividir la campaña provincial en nuevos partidos, más manejables. Así nació el partido de Pila, desmembrado de Dolores. Sus límites fueron fijados por el citado decreto en los siguientes términos: desde la tapera de Picaza hasta el Salado, costeando ésta hasta el paso del Venado y de ahí hasta la estancia de Girado. Se designó como primer Juez de Paz al señor Manuel Morillo, en diciembre del mismo año.

Después de la batalla de Caseros los límites fueron modificados y fijados nuevamente el 31 de agosto de 1865, un año después el distrito aún seguía careciendo de centro poblado por lo que se lo incluye en lo dispuesto por el art. 26 de la ley del 11 de enero de 1867, en lo referente a la reserva de cuatro leguas cuadradas destinadas a la creación del pueblo. Pese a ello la fundación no se concretaría hasta muchos años después. Pila crecería de un pueblo cabecera hasta fines del siglo XIX, pese al auge que empezó a tomar la zona y a los encomiables esfuerzos de los vecinos y las autoridades municipales.

 En 1868 se nombra la primera comisión municipal y empiezan las gestiones oficiosas para fundar definitivamente un pueblo.  20 años después, el 26 de enero de 1888, un grupo de vecinos solicita la expropiación de dos leguas cuadradas de tierra destinadas a fundar un pueblo.

Él agrimensor Federico Bazzano estableció el lugar adecuado para la traza y el 10 de septiembre de 1889 su colega Lorenzo Valenga llevó a cabo la división y el amojonamiento, delineando la planta urbana. El 9 de noviembre de ese año, el gobierno provincial aprobó la traza.

Se dictó un decreto accediendo a la formación del pueblo y se remitió a la Legislatura un proyecto de ley correspondiente sobre la base de expropiación de tierras, que establecía la mensura ordenada por el Poder Ejecutivo. La ley respectiva no fue promulgada hasta el 10 de noviembre de 1908, afectando a los propietarios.

Diversas vicisitudes políticas retrasaron los trabajos y no sería sino hasta el 7 de abril de 1912, cuando el ministerio de Obras Públicas de la Provincia decide que el mejor terreno es el que pertenecía a la Dirección General de Escuelas. Esto obligó a replantear el trazado original.

Pila continúo creciendo y para 1875 ya contaba con escuela primaria y hacia 1891, con estación ferroviaria. Nuevas familias hicieron de Pila su hogar y adquirió una intensa vida social y un importante desarrollo económico ligado al sector agropecuario. En la década de 1930 comienza el tendido de rutas y caminos y llega la iluminación eléctrica. Pila, desde su mítico origen, ha prosperado y levantado al frente, como no podía ser de otra manera, de parte de un pueblo con gran tesón y paciencia que peleo por su lugar en la constelación provincia. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.