LUNES 20.11.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Provincia | Panorama REALPOLITIK

Cerca de la extinción: Con Máximo Kirchner escondido, La Cámpora perdió lo poco que le quedaba

REALPOLITIK | 25 de octubre de 2017

La traición se había evidenciado semanas atrás, cuando en una reunión en su despacho de la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner intentó retar al veterano Juan José Mussi por haber “traicionado a la conducción”. Acorde a las palabras del hijo de la ex presidente, los Mussi habían propiciado el corte de boleta durante las PASO en Berazategui. Juan José, ex ministro bonaerense con una larga trayectoria política sobre sus espaldas, sopesó su respuesta durante algunos segundos y finalmente le soltó: “¿Vos entendés de lo que estás hablando, pibe?”. 

Pocas horas después, los intendentes peronistas Gustavo Menéndez (Merlo), Santiago Maggiotti (Navarro) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) se sacaban una llamativa foto junto a Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque peronista en el Senado y precursor de un armado político “por fuera del kirchnerismo”. 

Las últimas tres apariciones públicas de Máximo Kirchner pintaron de cuerpo entero el presente político de La Cámpora. Mientras su madre daba el discurso de cierre de campaña en el Cilindro de Avellaneda, Máximo se encontraba en las tribunas, colgado de una bandera y parado sobre un para avalanchas. Sus acompañantes no eran otros que los líderes de La Guardia Imperial, la temida barra brava de Racing, que pocos días atrás había velado a un integrante en medio de la cancha. De política, poco y nada. 

El 20 de octubre también fue material de portada, cuando la AFIP anunció que tanto él como su madre habían sido intimados por una deuda impositiva de algo menos de 800 mil pesos. 

Dos días después, el domingo 22 de octubre, volvió a dar la nota junto a Cristina Fernández, cuando ambos se negaron a ir a votar para quedarse en su coqueto piso de Recoleta. 

Abandonada a su suerte por el que alguna vez fue su líder indiscutido, La Cámpora se encontró a oscuras en el sinuoso pasillo de las elecciones legislativas. Vapuleada y falta de apoyo, recordaba el acto en el salón de Caras y Caretas, hace apenas unos meses, cuando tuvieron que desarmar los carteles y esconder las banderas para que se queden los intendentes bonaerenses y sus seguidores. 

“Son piantavotos. Ya nadie les cree. La gente se dio cuenta que detrás del discurso épico, no hay más que un grupo de vivos ocupando espacios desde los cuales buscan hacer fechorías”, asegura un profesor de la Universidad Nacional de La Plata. Él debe haberlo comprobado hace tan solo unas semanas atrás, cuando La Cámpora perdió la conducción de la FULP en manos de una coalición opositora. 

Esa identificación, la de “piantavotos”, no se la asignó un dirigente radical o un grupo de militantes de Cambiemos. Fueron los mismos intendentes y gobernadores peronistas cuando, en la sede nacional del Partido Justicialista a comienzos de año, delinearon la temida “Lista Negra”: Amado Boudou; Julio de Vido; Luis D’Elía y La Cámpora, a la cabeza del grupo de “los que hay que evitar en épocas de elecciones”. 

Lo del 22 de un octubre fue un fracaso contundente. La Cámpora cuenta con tres municipios en el interior de la provincia. En Mercedes, donde gobierna Juan Ignacio Ustarroz, el hermano de Wado de Pedro, perdieron por 21 puntos de diferencia. En el San Antonio de Areco de “PacoDurañona, otro de los tres distritos camporistas, la derrota fue por 23 puntos de diferencia. En 25 de Mayo, el intendente de Hernán Ralinqueo observó azorado cómo Cambiemos arañaba los 50 puntos. Paliza en los tres distritos. 

La escena es de franca retirada. El líder, tal vez preocupado por la avanzada de la Justicia sobre la corrupción kirchnerista, se queda en la tribuna. Los contratos comienzan a vencerse y la jefa llega al Congreso derrotada y abandonada por gobernadores e intendentes por igual. La esperanza queda en una recuperación milagrosa de la imagen de Cristina Fernández dentro del Congreso, o en un Martín Insaurralde más preocupado por disputar la titularidad del PJ bonaerense que por el estado de salud de La Cámpora. O tal vez ya no quede esperanza, y como dijo un intendente de la tercera sección en la última reunión justicialista, “la gente ya se está dando cuenta, muchachos”. (www.REALPOLITIK.com.ar

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
26 Oct | 01:49
Carlitos tevez | Mail
Cuando la heladera está llena te hamburguesás
25 Oct | 11:26
gorila king kong | Mail
maximo es tan idiota que no se da cuenta de nada, hay que ubicarlo desde afuera. Llegó gratis , no escaló, lo pusieron arriba y el se cree que es su condicion natural, que es un elegido. UN GRAN PELOTUDO
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.