VIERNES 24.11.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Municipios con Historia | Recorriendo la provincia REALPOLITIK

Rauch: Entre llanos y sierras

TAGS: RAUCH
REALPOLITIK | 5 de noviembre de 2017
Por: Sabino Mostaccio

La historia de Rauch como municipio independiente principia a partir de la década de 1820, cuando las campañas militares del gobernador Martín Rodríguez y sus subordinados extendieron los límites de la frontera provincial hacia el sur del Río Salado, directo al corazón de la pampa húmeda. Tras la fundación del Fuerte de la Independencia en 1823, (actual Tandil), comenzaron a instalarse en los alrededores de las sierras de Tandilla y del volcán familias de colonos y estancieros blancos. Gracias a la ley de enfiteusis aprobada por Bernardino Rivadavia en 1824, se procede a los primeros loteos y parcelamientos, que dan origen a las primeras estancias y explotaciones de la zona.

La comarca siguió desarrollándose a buen ritmo, pese a las guerras civiles que sacudieron a la provincia en las siguientes dos décadas y en 1839, el gobernador Juan Manuel de Rosas dispuso dividir la campaña de Buenos Aires en distintos partidos. División que los gobiernos subsiguientes mantendrían hasta nuestros días. Lo que hoy en día conocemos como Rauch, pasó a formar parte del partido de Pila.

En 1865, ante la necesidad de estimular el crecimiento y el poblamiento del interior provincial, el gobernador Mariano Saavedra propone una nueva división de partidos, y tras sancionar la legislatura provincial la ley 441, del 19 de julio de 1865, nace oficialmente, entre tantos, el partido de Rauch. El nombre elegido proviene del destacado militar prusiano Federico Rauch (1790-1829), veterano de las campañas napoleónicas, de las guerras civiles y de distintas campañas contra las tribus indígenas, muerto en el combate de Las Vizcacheras, en tierras de la actual Rauch, a manos de fuerzas del bando federal.

El 18 de diciembre de 1867 se nombra el primer Juez de Paz, Don Carlos Fernández, que procede a organizar la primera Comisión Municipal. En vistas de que el partido carecía de una población cabecera, su sucesor en el cargo, Don Francisco Mauricio Letamendi, hombre de vasta cultura y emprendedor, gestiona la fundación de un nuevo pueblo en las tierras de Rauch, que oficiara de cabecera.  En 1871, se aprobó el proyecto y se encomendó la traza al Agrimensor Pedro Pico. Y finalmente, el 20 de abril de 1872, sobre terrenos de la estancia “El Carmen”, de la familia Diaz Vélez, a la vera del arroyo Chapaleofu, empiezan los trabajos, llevándose a cabo la fundación oficial el dia 20 de septiembre de ese año. Dos meses después, el señor Juez de Paz aprobó una mejora y modificación de la traza.

Rauch comienza su vibrante existencia como poblado con la llegada de nuevas familias y las gestiones para levantar nuevos edificios públicos como escuelas e iglesias, y de inmediato, los vecinos peticionan el trazado de un ramal del ferrocarril, lo cual seria el espaldarazo fundamental para la zona. Recién en agosto de 1891, se inaugura la estación del ferrocarril, al extenderse el ramal Las Flores-Tandil, en dirección a Rauch.

Atravesó el siglo XX con ímpetu de crecimiento, y albergó a ciudadanos ilustres en distintos ramos, como el plástico Atilio Boveri, el premio Nobel Dr. Bernardo Houssay, el poeta Rafael Alberto Arriate y el Dr. Salvador Mazza, que descubrió el causante del Mal de Chagas. El 13 de septiembre de 1972, un siglo después de su fundación, Rauch se declaró ciudad, por medio del decreto 7928 del gobierno provincial presidido por Miguel Moragues.

Actualmente, Rauch ha consolidado su perfil agro ganadero y se ha convertido en un punto de encuentro entre las llanuras pampeanas y las sierras, que se funden en un abrazo fraternal, en su terruño. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.