LUNES 20.11.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Nacionales | Panorama REALPOLITIK

Desde un hotel 5 estrellas en Bahía, Mariano Recalde asegura que Mauricio Macri es hambre y ajuste

REALPOLITIK | 13 de noviembre de 2017

Mariano Recalde, legislador de la ciudad de Buenos Aires y referente de La Cámpora, hizo un repaso de las elecciones de octubre y consideró que “es el momento de enviarle un mensaje al presidente Mauricio Macri: el país está peor en lo económico y llegó la hora de darle lugar a una oposición que le pueda hacer fuerza”. Segundos después, aseguró estar “junto a los más pobres”, y pidió por las familias que quedaron en situación de calle en el barrio de La Boca.

Éste último año resultó complicado para la agrupación política que representa Mariano Recalde. Luego de casi una década de mostrarse junto al pueblo, la derrota de diciembre de 2015 sacó a la luz la cruda verdad que se escondía detrás del telón. Sus dirigentes eran golosos multimillonarios cuyas preocupaciones pasaban más, mucho más, por el tamaño de sus billeteras y el constante fluir de los redituables contratos para repartir entre amigos, que por los descamisados que aseguraban representar.

Desarmada políticamente, desperdigada y sin una conducción clara o representativa, La Cámpora fue testigo de su propia caída. En el ámbito político; en el universitario y el social. Grandes derrotas que resonaron en los medios masivos, y otras pequeñas que explotaron en lo más profundo de los barrios, como hace pocas semanas, cuando los propios vecinos de Florencio Varela echaron a sus militantes, que habían copado un comedor que funcionaba sin problemas para adueñarse de sus logros.

Mariano Recalde, con su patrimonio declarado de algo más de 6 millones y medio, siempre se sintió lejos del pueblo que aseguraba representar, y tal dicotomía le valió decenas de contradicciones. La última, aunque no la más resonante, ocurrió hace apenas unas horas, cuando recibió un llamado para opinar acerca del modelo económico nacional. Aferrado a su teléfono celular, aseguró que “Macri es hambre y ajuste para el pueblo”. Mientras aseguraba ser un peronista de las masas, cercano al descamisado de Plaza de Mayo, recorría descalzo las finas arenas blancas del hotel 5 estrellas Grand Palladium Imbassai de Bahía, en Brasil.

Una nueva contradicción, casi una paradoja, del resabio camporista. En la sede del PJ Bonaerense se hartaron de ellas. “Es la misma constante, que cruza al kirchnerismo de lado a lado. Mientras miles de personas se gastan lo que no tienen en una remera con la cara de Cristina, Julio López tira por encima de un muro los millones que se robó con Julio de Vido. Mientras la gente se caga de calor en Plaza de Mayo para escuchar lo mismo de siempre, Cristina se compra hoteles por todos lados y su hija, que nunca trabajó, guarda millones de dólares en cajas de seguridad. Les roban en la cara, y después la gente se queja de que una empresa tuvo que despedir a cincuenta tipos y le echa la culpa a los demás. Hasta que no crezcamos nosotros, le seguimos dando de comer al gobierno”, aseguró en la sede del Justicialismo provincial un asesor que pidió anonimato para evitar represalias.

Se ha desatado la que, tal vez, sea la interna menos pensada dos años atrás. El peronismo va con todo, contra lo que queda de La Cámpora.  (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.