MIéRCOLES 13.12.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Nacionales | Panorama REALPOLITIK

Mac Allister en la mira: Denuncias de corrupción y tráfico de influencias en su secretaría

REALPOLITIK | 22 de noviembre de 2017

“Becas para militantes, amigos y parientes, reparto discrecional de subsidios, tráfico de influencias y contrataciones irregulares; todo esto ocurre en la secretaría de Deportes”. De este modo inició su programa Jorge Lanata, ampliamente sindicado como detractor del kirchnerismo y que, incluso él mismo lo admitió, se lo suele caratular como “pro-macrismo”.

No obstante, el desempeño de la secretaría de Deportes de la Nación ha sido tan cuestionado por especialistas en la materia, los medios y hasta la Justicia, que fue imposible no establecer la crítica.

Carlos Mac Allister, ex histórico número 3 de Boca Juniors, está a cargo de un programa que administra unos 300 millones de pesos, y que tiene el objetivo de apoyar a los clubes de barrio. En su enorme mayoría, estos obtienen escasos ingresos en concepto de cuota societaria y se encuentran, habitualmente, al borde de la quiebra.

En respuesta a ello, Mac Allister entrega entre 50 mil y 150 mil pesos para aquellos clubes de barrio que se anoten en el programa y cumplan con los requisitos. El problema, lamentablemente, es que no estableció una lógica para determinar qué club debe recibir el dinero, y los depósitos se llevaron a cabo de manera absolutamente discrecional. Entidades con socios multimillonarios como clubes de yachting, de polo y de golf, recibieron dinero que debió haber sido destinado a clubes de barrio, que llevan a cabo una tarea fundamental para la sociedad.

El verdadero escándalo estalló, no obstante, a partir de uno de sus funcionarios claves: Orlando Moccagatta. Moccagatta fue entrenador de José Meolans, pero en el mundo del deporte es conocido por ser el representante de Myrtha Pools en la Argentina. Desde su puesto en la secretaría de Deportes, Moccagatta insta a los municipios a comprar piletas de dicha marca, que son adquiridas con subsidios que él mismo entrega.

Es por esto que fue denunciado por tráfico de influencias. Incluso, prohibió al municipio de Avellaneda instalar una piscina de grandes dimensiones porque no era de su marca. Así, la intendencia de Jorge Ferraresi tuvo que dar de baja la compra a la empresa Milanesio, pagando la multa correspondiente, y comprar una pileta Myrtha Pools, como les exigió Moccagatta.

Testigos y declaraciones al respecto han surgido a lo largo y ancho del país. No sólo en Avellaneda, sino también en Misiones, Córdoba, Mar del Plata y San Juan. En todos estos casos y muchos más, como por ejemplo en Tucumán, la secretaría de Deportes de la Nación “recomienda” a los municipios, universidades y clubes comprar las piletas Myrtha Pools, e incluso explica cómo llevar a cabo el trámite.

Lo insólito es que las piletas de esta marca son sustancialmente más caras que las de sus competidores. Es por eso que los adjudicatarios han pedido explicaciones e incluso solicitado poder comprar de otras marcas que, ofreciendo la misma calidad, son más económicas. Como respuesta y por escrito, la secretaría de Deportes los conmina a comprar Myrtha Pools, haciendo valer un convenio entre la secretaría y la marca que, por esas casualidades de la política, pertenece al subsecretario Orlando Moccagatta.

Agobiado por las presiones mediáticas y de la Justicia, el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister, ordenó suspender e iniciar un sumario interno a Orlando Moccagatta, una medida que es efectiva desde ahora para facilitar el esclarecimiento de la situación y poner a disposición la documentación respaldatoria. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.