MIéRCOLES 13.12.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Judiciales | Panorama REALPOLITIK

Masiva marcha de los Judiciales frente a la Suprema Corte: “Nadie cumple y estamos en riesgo”

REALPOLITIK | 23 de noviembre de 2017

Fue la primera vez que las oficinas de Mandamientos y Notificaciones de toda la provincia de Buenos Aires convocaron a un paro con ellos como protagonistas, y la respuesta fue masiva. Más de doscientos oficiales se presentaron ante las puertas de la Suprema Corte de Justicia en busca de “respuestas inmediatas, ante una situación que no da abasto”.

Las autoridades de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) indicaron que reclaman “la cobertura de cargos vacantes, el aumento extraordinario de la movilidad fija y la protección para quien realiza notificaciones o mandamientos por ser tarea de riesgo”.

Además de entregar un petitorio a los titulares de la Suprema Corte, ordenaron un paro total de actividades en todas las oficinas de Mandamientos y Notificaciones. Incluso, voceros oficiales de dichas dependencias aseguraron ante los medios de comunicación que “queremos trabajar con seguridad, nos atacan a balazos y nos roban cuando hacemos nuestro trabajo, que es tan simple e importante como entregar las notificaciones judiciales”.

De este modo, se hizo una explicación simple de la tarea de los notificadores, que es la que se pretende jerarquizar y proteger desde la Asociación Judicial Bonaerense: “Es muy sencillo. Los notificadores son los que toman las comunicaciones judiciales y las tienen que llevar a la casa de los involucrados en una determinada causa. Eso implica meterse personalmente en barrios peligrosos, en sus propios vehículos o caminando, tocar el timbre en la casa de un desconocido para darle algo que ya sabemos que no va a querer recibir, y los peligros que eso encierra. Nunca sabés con qué te vas a encontrar. Muchas veces, la persona acepta la notificación con la amabilidad suficiente, porque sabe que el notificador no es más que el mensajero. Pero ha pasado que respondan con violencia, amenazas e incluso a los tiros. No somos policías o bomberos, que aceptan el trabajo sabiendo de antemano que van a poner en riesgo sus vidas. Somos abogados y empleados administrativos, que de golpe nos encontramos ante este tipo de situaciones sin que nadie nos respalde.” (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.