Sábado 15.12.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de abril de 2017 | Provincia

Panorama REALPOLITIK

Vaciamiento en Sedronar: Los negociados y el tráfico de influencias de la fundación Convivir

La polémica se desató en septiembre del último año cuando, a través de un pedido de informes elevado por la comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico de la Cámara de Diputados, se exigió al poder ejecutivo que brinde explicaciones sobre la sospechosa presencia de la fundación Convivir en la estructura de la Sedronar.

La polémica se desató en septiembre del último año cuando, a través de un pedido de informes elevado por la comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico de la Cámara de Diputados, se exigió al poder ejecutivo que brinde explicaciones sobre la sospechosa presencia de la fundación Convivir en la estructura de la Sedronar.

Dicho pedido, presentado por los diputados Jorge Barreto, Ana Gaillard y Juan Manuel Huss, del Frente para la Victoria, fue respaldado por todos los integrantes de la cámara, incluido el bloque Cambiemos. Lamentablemente, desde aquel momento a la fecha, lejos de verse limitada en su accionar, la sospechosa fundación Convivir ha ampliado sus influencias y vive un momento de plena expansión.

Las sospechas se remontan al mes de diciembre de 2012, cuando se constituyó el Capítulo Argentina de la RAISSS (Red Americana de Intervención en Situaciones de Sufrimiento Social). Fue entonces cuando Convivir, anticipando grandes beneficios económicos, se transformó en el canal de transferencia de los fondos públicos destinados a los tratamientos comunitarios en adicciones. De este modo, apalancada por cuantiosos réditos económicos, la fundación fue expandiendo sus ramificaciones nacionales.

Pero fue en diciembre de 2015, con el desembarco del gobierno de Cambiemos, que la fundación comenzó a clavar sus garras en la estructura estatal a través de la secretaría Antidrogas de la Nación, utilizando sus innumerables vínculos políticos, hoy investigados por la Oficina Anticorrupción.

Repasar los lazos políticos de esta ONG, hoy investigada tanto en el ámbito político como en el legal, es repasar una interminable lista de funcionarios de Cambiemos. La presidente es María de las Mercedes Aranguren de Vásquez, esposa del subsecretario de Coordinación Administrativa de la Sedronar; y Ramón Vázquez, quien a su vez está vinculado al operador Enrique “Coti” Nosiglia.

La directora ejecutiva de la fundación Convivir, Carina Ghezzi, es la esposa del director nacional de Capacitación, Fernando Trabucco. Florencia Tufró, capacitadora de la fundación Convivir, se desempeña al mismo tiempo como directora nacional de Abordaje Territorial de Sedronar.

Dentro de este interminable discurrir de tráfico de influencias investigado por la Oficina Anticorrupción, se destaca el caso de Roberto Canay, actual subsecretario de Prevención, Capacitación y Asistencia de las Adicciones. Este funcionario mantiene un estrecho vínculo con la fundación Convivir desde el 2009 cuando, al mismo tiempo que ostentaba el cargo de director del Observatorio de Políticas Sociales del ministerio de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, desempeñaba en paralelo funciones de asesoramiento en el desarrollo de diversos proyectos.

Según pudo saberse, a sabiendas de lo que podría entenderse como incompatibilidad en la función pública, la fundación tendría la precaución de abonar los honorarios a Canay a través de su esposa, Mariana Maiztegui, quien también  integra el consejo directivo de Convivir.

Fueron estas influencias las que le permitieron a Convivir, una asociación que jamás había cruzado la General Paz, desembarcar con la fuerza de los fondos públicos en Quilmes cuando, en el marco de la jornada de cierre de la Red de Salud Mental y Adicciones, organizada por la municipalidad de Quilmes el jueves 29 de diciembre pasado, María de las Mercedes Aranguren fue invitada para anunciar el inicio de actividades de tratamiento comunitario en cuatro zonas de alta vulnerabilidad del partido, con apoyo económico del ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En el caso de Tres de Febrero, en donde ya funcionaba un dispositivo de atención de adicciones en el barrio Ejército de los Andes, los equipos técnicos de Sedronar y del municipio que trabajan ahí han denunciado a la fundación Convivir por vaciamiento, recortes y la desactivación del trabajo que se venía haciendo.

“Se ha abandonado la mirada de contención asistencial sobre los pibes del barrio, específicamente en lo que implica el acompañamiento en un proceso de recuperación de una adicción”, han declarado desde los antiguos equipos técnicos de la secretaría. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.