Lunes 10.12.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de julio de 2017 | Provincia

Panorama REALPOLITIK

Miguel Braun, dueño del supermercado La Anónima, sanciona a su competencia desde el gobierno

Cualquier persona que conozca, aunque sea de modo superficial, la historia de la familia Braun, quedaría asombrado al enterarse que uno de sus integrantes es quien maneja la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor...

Cualquier persona que conozca, aunque sea de modo superficial, la historia de la familia Braun, quedaría asombrado al enterarse que uno de sus integrantes es quien maneja la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor. ¿Quién, en su sano juicio, pudiera pedirle a un integrante de la clan Braun, el mismo que exterminó a una población nativa de La Patagonia para quedarse con sus tierras o que aumentó los precios de la leche y el agua mineral en medio de una tragedia natural y humana en Comodoro Rivadavia, que se encargue de defender a los consumidores?

Lejos de buscar una figura intachable de nulos contactos con el sector privado, que pueda analizar y sancionar de manera objetiva a aquellas compañías que tengan un trato poco justo con sus clientes, el gobierno de Mauricio Macri nombró a Miguel Braun, propietario de de la exportadora de quesos Pampa Cheese, director del Banco Ciudad y sobrino predilecto de Federico, el dueño de La Anónima, la cadena de supermercados que invade La Patagonia desde 1908.

Más insólito aun es su parentesco con el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña Braun. El propietario de Pampa Cheese y ahora defensor nacional del consumidor es nada menos que el primo del funcionario reconocido por ser la mano derecha del presidente de la Nación. Los une la madre de Peña, Clara Braun Cantilo. Indigna aun más saber que los socios de Braun en la mencionada empresa exportadora de quesos, no son otros que Mario Quintana, dueño de Farmacity y secretario de Coordinación Administrativa y Evaluación Presupuestaria; y Gustavo Lopetegui, ex CEO de Lan y actual coordinador del Gabinete Económico.

Desde el insólito puesto que ocupa en la subsecretaría de Comercio Interior de la Nación, Miguel Braun estableció multas a prácticamente todos los supermercados que forman parte de la competencia de su familia. Además, es quien debe negociar con ellos programas claves como, por ejemplo, el de Precios Cuidados.

Consultados por tan evidente conflicto de intereses, desde su entorno aseguraron que “Miguel salió de Pampa Cheese”, aunque nada pudieron explicar de su rol en Marín SA, la empresa familiar que tiene con la familia Ayerza y la Escasany.

Luego de “encargarse” de la competencia familiar, Miguel Braun estableció 52 multas a 32 empresas de turismo por un total de $ 1.295.000 en los primeros 5 meses de 2017, por infracciones a las leyes de Lealtad Comercial y de Defensa del Consumidor.

Los principales motivos de reclamos de los consumidores fueron imprecisiones en la publicidad, tamaño de letra, incumplimientos en la oferta e información insuficiente a los consumidores. (www.REALPOLITIK.com.ar

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.