MARTES 24.04.2018
Whatsapp: (221) 5710138
Región Capital | BERISSO | Panorama REALPOLITIK

Escándalo en La Balandra: Una patota recauda estacionamiento ilegal para Jorge Nedela

REALPOLITIK | 6 de enero de 2018

La Balandra es un balneario popularmente utilizado por equipos de pescadores en busca de mojarras, saladas, panzones, pejerreyes y dientudos, aunque también se acercan familias con el objetivo de disfrutar de un día de playa junto al río y campistas en busca de aventuras cerca de la naturaleza que ofrece el paisaje.

Durante años, fue el sitio elegido por numerosas familias de Berisso, Ensenada, La Plata y buena parte del Gran Buenos Aires para descansar durante la temporada de verano. Muchas de ellas, incluso, se conocen entre sí como consecuencia de numerosos encuentros en la zona y no es excepcional que durante el final de la jornada se vean grandes asados en los que se involucran tres o cuatro familias.

Este panorama festivo y familiar, acorde a los mismos usuarios habituales, “está completamente contaminado por la patota del intendente Jorge Nedela, que amenaza con extinguir lo que tenía de lindo este lugar”.

Desde el lunes primero de enero de 2018 las cosas cambiaron radicalmente. Llegando a la costa del río, un cartel anuncia a los visitantes las tarifas por ingresar con vehículos: Motos 75 pesos, Autos 100 pesos y camionetas 150.

No obstante la información suministrada en la cartelería oficial, una vez adentro del predio las familias son abordadas por la mencionada patota, identificándose a sí mismos como “cobradores”, que son quienes entregan el comprobante de pago y colocan la identificación oficial en el parabrisas del vehículo.

La patota cobra el doble de lo que indica la cartelería. Entrar con una moto sale, entonces, 150 pesos, con un auto 200 y con una camioneta 300 pesos. Para ello, entregan comprobantes en los que han tachado con un fibrón el precio oficial y han estampado ilegalmente el “nuevo precio”.

Durante la mañana del mismo lunes 1 de enero, numerosas familias se quejaron por la estafa. Lamentablemente para ellos, la respuesta que recibieron tanto de los “cobradores” como de las autoridades y los comerciantes de la zona fue la misma: “Vayan a quejarse a la Municipalidad de Berisso. Ésta es gente de Nedela, no podemos hacer nada”.

Además, acorde a las imágenes que enviaron los bañistas, el balneario se encuentra completamente descuidado, con sanitarios desbordados en materia fecal y playas en pésimo estado de higiene general. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué te parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.