Martes 17.09.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de febrero de 2018 | Provincia

Panorama REALPOLITIK

El club de los amigos: Gustavo Ferrari volvió a beneficiar a “Lázaro” Lusardi con otros 154 millones

El ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, que conduce Gustavo Ferrari, funciona como una suerte de burbuja en la que nadie pareciera percatarse de la realidad circundante. Por momentos, resulta imposible dilucidar si el ministro la desconoce por completo o si, simplemente, decide hacer caso omiso a las señales.

El ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, que conduce Gustavo Ferrari, funciona como una suerte de burbuja en la que nadie pareciera percatarse de la realidad circundante. Por momentos, resulta imposible dilucidar si el ministro la desconoce por completo o si, simplemente, decide hacer caso omiso a las señales.

Los medios de comunicación de toda la provincia, e incluso varios de alcance nacional, se unieron a numerosas empresas del interior bonaerense para denunciar a los cuatro vientos que Víctor Lusardi había sido beneficiado con una licitación pública destinada al “servicio asistido de racionamiento para la cocción de alimentos para distintas Unidades Carcelarias y Establecimientos Penitenciarios”, por un período de 730 días a partir del 1° de octubre de 2017, a la que habría accedido luego de pagar el 2.5 por ciento de la facturación en concepto de coima. La misma tuvo un abultadísimo presupuesto de 1.229.000.000 de pesos (sí, más de mil doscientos millones de pesos), lo que implica que la coima fue de más de 30 millones.

La denuncia se suma a otra que nació a finales del 2017, cuando la empresa Teylem, perteneciente al Grupo L de Lusardi, se presentó en una licitación junto a otras siete empresas para la concesión del comedor de la cámara de Diputados de la Nación. La empresa de Lusardi perdió y quedó en cuarto lugar, pero luego de un impasse de varios días en los que nadie sabe qué sucedió, Teylem fue premiada con el contrato y las tres compañías que habían presentado mejor precio desaparecieron misteriosamente.

Para asegurar la comodidad del oscuro empresario, la cámara le permitió poner un tope en el costo y que los empleados deban cubrir el excedente. Además, en los días previos a que Lusardi tome el servicio, la cámara aprobó la compra de mesas, sillas, heladeras y hornos, para evitar que la empresa adjudicataria deba afrontar esos costos.

Ajeno o indiferente a todo esto, Gustavo Ferrari decidió firmar el expediente número 21200-101306/17, que responde a la resolución 2017-10-E-GDEBA-MJGM, a través del cual se aprueba la adjudicación de 154 millones de pesos a tres empresas: Compañía Integral de Alimentos SA, Belclau SA y, como no podía ser de otra manera, Cook Master SRL, propiedad del fatídico Víctor Lusardi. En estas instancias queda sólo un dato por dilucidar: si existirá, esta vez, otro 2.5 por ciento dando vueltas sobre la mesa de algún escritorio del ministerio de Justicia bonaerense. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Gustavo Ferrari, Víctor Lusardi

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.