Lunes 10.12.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de mayo de 2018 | Campo

Panorama REALPOLITIK

En políticas agropecuarias, el ministro Etchevehere reedita las “relaciones carnales” de los 90'

En materia de política comercial exterior, el macrismo ha reeditado las famosas “relaciones carnales” de la década del 90´. La sumisión a la voluntad norteamericana por parte de la dirigencia argentina es notoria, y las políticas agropecuarias son un buen ejemplo para sustentar esta afirmación.

En materia de política comercial exterior, el macrismo ha reeditado las famosas “relaciones carnales” de la década del 90´. La sumisión a la voluntad norteamericana por parte de la dirigencia argentina es notoria, y las políticas agropecuarias son un buen ejemplo para sustentar esta afirmación.

En los primeros días del mes de mayo, el ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere mantuvo un encuentro en Estados Unidos con su par norteamericano, Sonny Perdue. En el optimista comunicado oficial, la cartera agrícola mencionó que apuntan a “promover la apertura de mercados”, con el objetivo de “lograr avances en la agenda bilateral agroindustrial”. Nada más alejado de la realidad. 

En 2017, y de acuerdo a datos del INDEC, la balanza comercial argentina tuvo un déficit de 8.515 millones de dólares, uno de los peores registros históricos. Para encontrar cifras negativas superiores a este saldo, hay que remitirse a 1980, cuando el rojo ascendió a la friolera de 2.512.000 millones de dólares. 

A la hora de analizar los vaivenes de la balanza comercial argentina, vale la pena detenerse en los números con Estados Unidos. El año pasado, las estadísticas oficiales muestran que se exportó a ese destino por 4.517 millones de dólares y las importaciones fueron por 7.635 millones de dólares, por lo que el saldo negativo asciende a 3.118 millones de dólares. 

Una primera lectura permite inferir que un 36 por ciento del rojo de la balanza comercial argentina se origina con los norteamericanos. En este escenario, Agroindustria anunció que en Estados Unidos conversaron “sobre la posibilidad de incluir nuevos productos en el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), al cual retornamos luego de seis años". 

La agenda del encuentro también incluyó el estudio de la apertura de ese mercado para la carne vacuna y cítricos dulces. Una vez más, también repasaron “la importancia del regreso de los limones a Estados Unidos” y al pasar mencionaron que también se abordó el “ingreso de carne porcina al mercado nacional”.

En materia de comercio exterior agroindustrial, desde la Casa Rosada exhiben como un gran triunfo el ingreso de limones a Norteamérica. En estos días, se exportaron unas 66 toneladas, que equivalen a unos 80.000 dólares. Las expectativas oficiales indican que se podrían exportar a ese destino entre 15.000 y 20.000 toneladas anuales, que reportarían un ingreso de divisas de aproximadamente 24 millones de dólares. 

Nadie duda que estas operaciones sean un notable impulso para la economía tucumana (de donde se originan las exportaciones) pero en el contexto de un déficit global de 3.118 millones de dólares, solo representa un 0,76 por ciento de esa cifra. Muy poco para empezar a revertir este panorama de estadísticas negativas. 

En el caso de la carne vacuna, el gobierno argentino promete de manera constante la apertura del mercado estadounidense, pero en la práctica chocan una y otra vez con las negativas de la Casa Blanca. En 2017, el ranking de exportaciones bovinas lo encabezó China, con compras por 145.062 toneladas, de acuerdo a INDEC. En este listado, Estados Unidos ocupa el puesto 17, con 7.250 toneladas, de las cuales 9 toneladas corresponden a carne fresca. 

El gran tema ausente en la reunión Etchevehere - Perdue fue el cierre del biodiésel argentino, que no podrá ingresar a ese país por los próximos cinco años. Este es un dato a tener en cuenta, porque Argentina dejará de percibir por este negocio unos 1.300 millones de dólares, que corresponde al 41 por ciento del déficit argentino con Estados Unidos y un 15 por ciento del rojo comercial que Argentina presenta en su balanza externa.

De esta manera, el gobierno nacional anuncia como grandes logros de gestión medidas con un nulo impacto en el déficit comercial argentino, a la vez que promete la apertura de mercados que no puede articular, y directamente omite aquellos datos que constituyen un duro revés, como la pérdida del mercado norteamericano de biodiesel. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Luis Miguel Etchevehere, Sonny Perdue

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.