Lunes 20.08.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de agosto de 2018 | Provincia

Negocios turbios detrás de la comida de los presos

Cook Master SRL, la empresa amiga del poder detrás de los 3 millones en cocaína tumbera

“Nos la jugamos por este tipo, y ahora esto nos cayó como un balde de agua fría”, confió a REALPOLITIK un alto funcionario bonaerense, minutos después de que salga a la luz que un encargado de la Unidad N° 24 de Varela había encontrado ocho panes de cocaína envueltos en cinta de embalar, torpemente disimulados en un cajón de Cook Master SRL.

En un impenetrable océano de dudas y datos imposibles de corroborar, hay unos pocos aspectos que sobresalen como incuestionables. Que la empresa Cook Master SRL forma parte del poderoso imperio Grupo L, es un hecho. Que dicho grupo pertenece al empresario Víctor Lusardi, también. Que “El Gordo”, como lo llaman a sus espaldas sus colegas, es un viejo amigo del poder político que supo cosechar las mieles del favor de los gobernantes de turno, no quedan dudas.

Se sabe que el grueso de su estructura empresaria fue creado y cimentado durante el gobierno de Daniel Osvaldo Scioli, cuando fue beneficiado por numerosas licitaciones multimillonarias. Lejos de ver mermar su poder, con el gobierno actual continuó ganando jugosas compulsas que le valieron las quejas de sus rivales, quienes ven en el Grupo L una herramienta para el monopolio de la provisión de alimentos en la provincia.

En efecto, una de las más polémicas se basó en el servicio asistido de racionamiento para la cocción de alimentos en las diversas dependencias carcelarias y sedes del Servicio Penitenciario Bonaerense. A través de dicha licitación, Cook Master SRL se hizo de más de mil millones de pesos, en un proceso plagado de sospechas e irregularidades que provocó que tres empresas participantes objetaran la adjudicación mediante escritos. Entre las quejas, figuraba la falta de acreditación de experiencia en cárceles de la empresa de Víctor Lusardi, que figuraba como un requisito indispensable en el pliego.

“Nos la jugamos por este tipo, y ahora esto nos cayó como un balde de agua fría”, confió a REALPOLITIK un alto funcionario bonaerense, minutos después de que salga a la luz que un encargado de la Unidad N° 24 de Florencio Varela había encontrado ocho panes de cocaína envueltos en cinta de embalar, torpemente disimulados en un cajón de tomates perita perteneciente a la empresa Cook Master SRL.

El hecho fue denunciado y el fiscal de la UFI N° 9 de Florencio Varela, Christian Granados, ya inició una investigación que promete llevar a Lusardi, como mínimo, en calidad de testigo en la causa. Los ocho panes de cocaína encontrados, a un promedio de un kilo cada uno, tienen un valor de 3 millones de pesos.

Si bien los investigadores federales especializados en narcotráfico advirtieron que, por la ubicación de la droga y la falta de cuidado al manejarla, por el hecho de no estar fraccionada ni subdividida, se trata sin dudas de un error de algún improvisado del mundo del hampa, el hecho no obstante deja al descubierto la facilidad con la que se pueden llevar adelante negocios sospechosos alrededor de la comida de los presos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
03 Aug | 11:16
Jorge de Lomas. | Mail
LA NEGRA PUTA VIDAL SE LIMPIABA LA CONCHA SIDOSA QUE TIENE, CON LAS DENUNCIAS POR LAS PERDIDAS DE GAS. DESDE QUE ESTA ESTA NEGRA PUTA MALDITA TODO SE CAE A PEDAZOS.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.