Miércoles 16.10.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de noviembre de 2018 | Provincia

Di Liscia y sus vínculos con la asociación K

El negocio de la salud: IOMA se alía con ACLIBA para sacarse del medio a FECLIBA

La medida beneficiaría al imperio de Raúl Tassi, un empresario íntimamente vinculado al kirchnerismo, que ha tenido un crecimiento patrimonial récord en pocos años. El rol de Pablo Di Liscia, titular del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA), otra vez en el tapete.

La mayor parte de los centros de salud de la ciudad de La Plata y alrededores se encuentran nucleados en los llamados Distrito I de la Federación de Clínicas, sanatorios, hospitales y otros establecimientos de la provincia de Buenos Aires (FECLIBA). La Asociación de Hospitales, Clínicas y establecimientos de alta complejidad bonaerense (ACLIBA), que conglomera a los institutos más grandes, busca quedarse con el negocio del Instituto Obra Médico Asistencial.

Según fundamentan las autoridades del IOMA, en un funcionamiento ideal, las federaciones están llamadas a beneficiar a las clínicas a través de asesoramiento legal, capacitaciones, simposios, conferencias, eventos, mejores prestaciones, auditorías, y una comunicación fluida y permanente con las autoridades nacionales y provinciales. No obstante, en numerosas ocasiones las clínicas asociadas se han quejado, asegurando que las mismas no son más que “una caja registradora que nos quita dinero todos los meses”. De hecho, en los últimos tiempos el malestar generalizado ha dejado entrever que el cobro que recolectan las federaciones sobre las instituciones de la salud correspondería a un 3 por ciento de lo pagado por el IOMA.

Para congraciarse con ACLIBA, el presidente del IOMA, Pablo Di Liscia, está preparando una embestida contra FECLIBA con el objetivo de desgastarla y apartarla del medio, para poder negociar directamente con las clínicas más pequeñas. Eliminar intermediarios y bajar los costos de mediación, sería la meta oficial.

Este embate impactaría positivamente en los negocios del paradigmático Raúl Alberto Tassi, un peso pesado de la salud platense, que comenzó su recorrido con un humilde negocio de venta de insumos médicos y que durante el kirchnerismo logró dominar las acciones del Instituto Médico Platense, Instituto del Diagnóstico, la Clínica del Niño y la clínica privada Eco-Ber, entre otros nosocomios.

Tassi se hizo conocido en el año 2013, cuando en el mes de julio salió a la luz una investigación que lo vinculaba a una estafa al PAMI, a través de una supuesta relación sentimental que el empresario de la salud mantenía con la presidente del organismo, Araceli Mastellone. A través de la misma, se habría hecho con el 70 por ciento de las cápitas del PAMI sin siquiera contar con la cantidad de camas necesarias para hacer frente a esa demanda.

Tan inexplicable fue su crecimiento que, a pesar de las sospechas, se animó a la creación de la Cámara de Proveedores de Prótesis e Insumos Médicos de Alta Complejidad (CAPRIMAC), que busca monopolizar un rubro altamente polémico, en el que se ha comprobado fehacientemente la existencia de coimas y sobornos como actividad regular. Rodeado de sospechas y con una curiosa vinculación con el ministerio de Desarrollo Social de Alicia Kirchner, el empresario Tassi manejaría en las sombras los hilos de del Distrito I, ACLIBA.

La movida de Di Liscia de deshacerse de los intermediarios pareciera avanzar por terreno firme, atentando contra los negocios de FECLIBA para abrirle el paso una vez más a una organización estrechamente vinculada al kirchnerismo. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
23 Nov | 02:17
Mentira | Mail
Todo es una farsa
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.