Martes 23.04.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de febrero de 2019 | Nacionales

¿Cómo reaccionará CFK?

La estrategia del “menos malo”: Cambiemos impulsa la anulación de las PASO

Sin embargo, el gobierno de Cambiemos dejó trascender su decisión de lanzar una fabulosa iniciativa mediática para respaldar la presentación de un proyecto de ley en el Congreso Nacional para anularlas, aduciendo cuestiones de economía doméstica.

En tal sentido se expresaron tanto el intendente de Vicente López, Jorge Macri, como su primo, el presidente de la Nación. Para el alcalde, ese dinero podría ser mejor utilizado en “otra cosa”, por lo que bastaría simplemente con la “voluntad política” de aprobar el proyecto. De ese modo podrían ahorrarse “más de 3 mil millones de pesos" -precisó-. Y por si no fuera poco, agregó que una fuerza política que sabe que no va a obtener resultados positivos “se divierte un rato con la plata de todos”, ya que el estado debe hacerse cargo de los abultados gastos. “Les damos plata para publicidad, afiches y capacitación”, sentenció, como si el dinero saliera de sus propios bolsillos.

Su primo, el presidente Mauricio Macri, puntualizó que los plazos legales permitirían perfectamente dar tratamiento y aprobación al proyecto en elaboración. "Es una ley simple, con mayoría simple en el Congreso, la mitad más uno de los diputados que den quórum pueden aprobarla.” Y a continuación retomó con su antiguo slogan de “Sí, se puede”, para recalcar que “es un tema de tener voluntad, ganas, decisión y compromiso. Creo que se puede, podemos hacerlo".

La estrategia diseñada para instalar la supresión de las PASO dentro de la agenda pública, argumentando exclusivamente razones de ahorro de fondos públicos, denota escasa consideración de parte de la alianza gobernante hacia la voluntad popular y hacia las herramientas con que la sociedad cuenta para expresarla. Pero hay otras dos razones, según pudo saber REALPOLITIK, que serían todavía más importantes en la consideración de la mesa chica del gobierno, aunque de ningún modo se arriesgarían a confesarlas.

La primera razón es el temor a una corrida financiera anterior a su realización, habida cuenta de que, frente a la incertidumbre por los resultados, todos quienes pudieran correrían hacia el dólar, tal como ha ocurrido en los comicios de los últimos años, seguida de otra, aún mayor, en caso de que los resultados fuesen negativos para el oficialismo. Según lo afirmado por economistas como Javier Milei y Domingo Cavallo, el gobierno no tiene reservas suficientes para afrontar semejante comportamiento del mercado cambiario.

La segunda razón, no menos importante, pretende eliminar toda instancia que constituya un estorbo para la polarización. En la mesa chica del presidente preocupa que el 55 por ciento de la sociedad se manifieste esperanzado y dispuesto a votar una eventual tercera opción, que le permita tomar distancias del presente y del pasado inmediato. En esta clave de lectura, la supresión de las PASO -que en la práctica ofician como una primera vuelta electoral-, permitiría anular la instancia en la cual la sociedad podría manifestar su voluntad de erigir a un candidato diferente, para luego confirmarlo en la primera vuelta electoral. Tanto Macri como Cristina Kirchner saben que, en caso de aparecer esa alternativa, los vencería ampliamente en el ballotage -según demuestran todas las encuestas-, razón por la cual no sería de extrañar que los legisladores que responden a la ex mandataria terminen avalando un proyecto que cercena la capacidad de expresión de la ciudadanía.

De este modo, en lugar de votar a favor de alguien, el electorado argentino, una vez más, se vería obligado a votar en contra, en beneficio del que a su juicio sea el “menos malo”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
06 Feb | 11:26
Juan Carlos | Mail
Se "suponía" que eran distintos a los K y durante los casi 4 años que llevan gobernando hicieron básicamente lo mismo aunque en otra dirección: siguieron haciendo demagogia con planes sociales, cometieron nepotismo, se llevaron el dinero a paraísos fiscales y encima, como si fuera poco perjudicaron a la clase media como solo los radicales, Alfonsín y De La Rua incluídos, supieron hacer cada vez que gobernaron. Nada bueno puede esperarse de una oligarquía.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.