Sábado 25.05.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de febrero de 2019 | Nacionales

De cara al 2019

¿Se viene la fórmula Cristina – Solá e internas en Cambiemos?

La historia se escribe cada día, pero a menudo es difícil advertir cuáles son los actos o los gestos que marcarán su huella y cuáles otros se escurrirán como arena entre los dedos. Este martes se reunieron por primera vez en doce años Cristina Fernández de Kirchner y Felipe Solá. 

Su último precedente se remonta a 2007, cuando Cristina aún era candidata a la presidencia y Felipe transitaba el tramo final de su gobernación.

El lugar de la cita fue el departamento de la senadora nacional en Capital y quedó registrado en la consabida foto para publicitarla. Solá admitió haber solicitado el encuentro “porque es la dirigente de la oposición con mayor peso político electoral y necesitamos decirle a la sociedad cuál es la agenda de la unidad”.

Nada que esconder. Aunque Felipe Solá se autopostuló hace tiempo como candidato, desde hace algunos días circulan rumores de que vería con agrado ser el acompañante en una fórmula presidencial con la ex presidente. Rumores que se divulgaron desde los respectivos entornos y nadie se molestó en desmentir. 

No es esta la única novedad del espacio que nuclea a Unidad Ciudadana y al PJ bonaerense. Desde al menos quince días atrás se ha instalado la afirmación –nunca convalidada ni desmentida en este caso- la idea de que Cristina tendría decidido al candidato para la provincia de Buenos Aires, que no sería otro que Axel Kicillof. Ya que se acordó en su momento que la fórmula del espacio sería mixta, 50 y 50, Verónica Magario aparece como la candidata ideal para completarla. Al ser consultada sobre la eventualidad de una candidatura de Axel Kicillof a la gobernación, Hilda “Chiche” Duhalde no planteó objeciones a su nombre.

Sin embargo, la candidatura de Axel no ha caído bien entre la mayoría de los intendentes, muchos de los cuales alegan haber cerrado un acuerdo previo por el que se comprometían a aceptar la candidatura de Máximo Kirchner a diputado nacional en el primer lugar de la lista a cambio de que se les dejara decidir entre ellos la composición de la fórmula a la gobernación provincial. Adicionalmente se le objeta su origen porteño y su desconocimiento del territorio bonaerense. 

Felipe Solá eligió la red social Twitter para informar sobre su solicitud de reunión y agregó que la gravedad de la situación argentina no admite dilaciones: “Lo que necesitamos decirle a la sociedad cuál es la agenda de la unidad, ser amplios en la convocatoria y extender los márgenes sin egos ni mezquindades”. Sin embargo, varios fueron los que reclamaron que esa convocatoria debería haberse hecho antes de divulgar la foto que parece anunciar la fórmula presidencial definitiva del frente patriótico. Todos sabemos el valor que las fotos tienen en la historia del peronismo…

La reunión entre Cristina y Solá parece confirmar que la estrategia escogida es apostar a la polarización con el presidente Mauricio Macri, según lo recomienda el Pequeño Durán Barba Ilustrado. Una estrategia que condujo a tres derrotas al hilo -2013, 2015 y 2017-, pero de la que se espera en la UC que dé resultados distintos en 2019 en atención a la gravedad de la situación social y económica que atraviesa la sociedad argentina. Las consecuencias de las políticas económicas de Cambiemos y la ausencia de propuestas concretas para revertir la crisis han delineado su propio calvario.

Pero la polarización, esa temible criatura que Jaime Durán Barba acuñó para desdicha de la sociedad argentina, requiere de sus dos actores protagónicos irremplazables. Cristina, Macri y el padre de la bestia tienen en claro que, de faltar alguno de ellos, esa polarización se desintegraría, poniendo en aprietos las chances presidenciales del que quede en pié. Desde el peronismo se ha elegido la cautela, y aunque Roberto Lavagna se paseó por San Juan de la mano del gobernador Sergio Uñac, con la presencia de Juan Manuel Urtubey y Graciela Camaño como alter ego de Sergio Massa, no hubo ningún anuncio oficial. Pero sí fotos. 

El radicalismo, cada vez mas rebelde, parece haber diseñado otro curso de acción mucho más agresivo. Capítulo 1: imposición de internas al gobierno nacional para la definición de las listas de Cambiemos a lo largo del país. Capítulo 2: victoria terminante sobre el Pro en La Pampa. Capítulo 3: el Pro retira la mayoría de sus candidatos a las gobernaciones para evitar nuevas decepciones. Capítulo 4: previsible triunfo de Ramón Mestre (h) sobre Mario Negri. Capítulo 6: la convención nacional a celebrarse en la provincia de Corrientes exige que el candidato presidencial de Cambiemos surja de unas PASO competitivas, y consagra la fórmula Martín Lousteau – Alfredo Cornejo.

De este modo, lo que hasta hace unos meses parecía un escenario de ciencia ficción, va cobrando cada vez mayor entidad. Por esta razón, la reunión entre Cristina y Felipe Solá podría significar un anuncio histórico o quizá debería ser reconsiderada como un simple reencuentro a la luz de los nuevos elementos de juicio que vayan apareciendo. 

Un célebre intelectual en una obra no menos célebre, publicada en 1852, afirmó: “Los hombres hacen la historia, pero no saben qué historia es la que hacen”. Han pasado casi 170 años de este trabajo, pero la conclusión resulta irrebatible. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
27 Feb | 10:00
Nombre opcional | Mail
a felipe no lo quieren ni los que fueron felipistas. "Patroncito de estancia" que pedía mucho y no les daba nada, creyendose él el centro del mundo y la unica estrellita central. UN ASCO DE PERSONA y luego el alcohol lo terminó de destruir.
27 Feb | 09:53
Roberto | Mail
A SOLA NO LO QUIERE NADIE, CRISTINA. PONE A CUALQUIER OTRO, PERO A FELIPE LA GENTE NO LO QUIERE, PORQUE ES UNA BASURA, QUE NUNCA HIZO NADA BUENO..
27 Feb | 07:36
Pehuén Curá | [email protected]
Más de lo mismo, sin recambio no hay futuro, pero el recambio debe ser SIN PERONISMO.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.