Martes 10.12.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de agosto de 2019 | Nacionales

Cierre de campaña

Para Lavagna, la reelección de Macri conduciría al país a un apartheid

Lavagna no tuvo una participación activa durante la campaña electoral previa a las PASO. De hecho, muchas veces la fórmula integrada también por Urtubey estuvo al borde del estallido. Muchos de los candidatos y armadores le reclamaban al economista una enjundia que nunca le caracterizó. Pero, pese a todo, llegó al cierre y hubo sorpresas. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

En el acto de cierre, en la localidad bonaerense de San Martín, Lavagna instó a no votar “ni a los malos de antes, ni a los de ahora”. Su intervención no escapaba de su tono monocorde característico, bien fundada, sin frases altisonantes, hasta que, sin que nada permitiera preverlo, el candidato presidencial de Consenso 2030 se despachó con una definición que hizo subir el amperímetro al tope, cuando aseguró que una continuidad de las políticas de Mauricio Macri conducirían al país directamente a un apartheid. Nada menos que la catástrofe producida por la segregación y la violencia racial que experimentó Sudáfrica hasta inicios de los años ’90, y que convirtió a ese país en un verdadero infierno.   

"Cierren por unos momentos los ojos y piensen lo siguiente –propuso Lavagna-. Pasan treinta años y un día nos encontramos con alguien y decimos 'esta cara la conozco'. Esta cara es la de un chico de entre diez y quince años, que una vez nos limpió un trapito el auto o nos mostró sus habilidades con algunas pelotas. Ahora tiene treinta años más y ese hombre es muy distinto del hombre que hay hoy. Hoy el hombre trabajador es alguien que tiene casco, es alguien que tiene ropa y zapatos de trabajo, es una enfermera que tiene su equipamiento, su uniforme y demás. Pero dentro de treinta años –pronosticó- a quien vamos a ver es a alguien distinto, vamos a ver a alguien que no tuvo educación, a alguien que no tuvo vivienda y que sí ha tenido una familia que ha venido creciendo en las mismas condiciones miserables que él creció”.

A continuación, amplió sus conceptos: “Eso significa que dentro de treinta años la sociedad argentina va a ser algo muy distinto, algo que seguramente no queremos ver. Empieza a ver en Argentina un cierto acostumbramiento a la pobreza, casi como si fuera inevitable o natural, se olvidan que hace treinta y cinco años la pobreza era del 4 por ciento y hoy es del 35 por ciento".

Inmediatamente, convocó a apelar a todos los medios lícitos posibles para evitar el futuro que nos espera de la mano de Mauricio Macri. "Ese acostumbramiento es algo contra lo cual debemos luchar. ¿Saben por qué? Porque empieza a ser un apartheid, un apartheid de orden económico, social y educacional. Empiezan a ser los desclasados, los que nos olvidamos por completo y nos rendimos”. 

“Sí se puede resolver, sí se debe resolver. No a esta separación, no a este apartheid económico y social”, concluyó.

El terrible pronóstico de Roberto Lavagna shockeó a la audiencia. Quien anticipaba ese futuro aciago para nuestro país no era un opinador irresponsable, sino uno de los economistas y hombres públicos más respetados de nuestro país. Con una trayectoria intachable. Una ola helada atravesó el estadio. Lo que ya fue advertido por muchos sanitaristas, educadores y cientistas sociales, ahora cobra una visualización superlativa en boca del candidato presidencial de Consenso 2030. 

Por más que desde el oficialismo sólo pretendan leer estas expresiones como un anticipo del apoyo de Roberto Lavagna a la candidatura de Alberto Fernández en una eventual segunda vuelta electoral, sus palabras no pueden minimizarse ni considerarse como un mero recurso de campaña. Sobre todo, porque se trata de un candidato que sabe que no cuenta con chances ciertas de llegar a la presidencia. 

De este modo, Lavagna cumplió con el deber que le impuso su conciencia. Una catástrofe social que lo desvela. Seríamos muy necios si no tomáramos seriamente su advertencia, para asignarle un tratamiento privilegiado dentro del debate social y político. 

Lavagna habló. No vale hacerse el sordo. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.