Martes 20.08.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de agosto de 2019 | Nacionales

Los grandes interrogantes

Llegó el día de la “gran encuesta nacional”

Finalmente llegó el día de la denominada “gran encuesta nacional”: las PASO. Y si bien las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) vienen practicándose desde 2011, en esta ocasión se les ha adjudicado una significación muy diferente a la de sus predecesoras. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

En 2019, las PASO pasaron a ser, en la práctica, una especie de primera vuelta electoral. Nada se decide en términos institucionales. Pero, en términos políticos y económicos, nada será como antes era. 

Y es que, a partir de los resultados provistos por Starmatic en horas de la noche, los movimientos de los mercados y los reposicionamientos políticos no se harán esperar. Según quién resulte victorioso y por qué margen, dólar, precios, iniciativas legislativas y hasta posicionamientos de los medios experimentarán el impacto. ¿Subirán el dólar y el riesgo país? ¿Llegarán nuevas inversiones? ¿Se avanzará con las reformas laborales y previsionales? ¿Se consolidará la gobernabilidad de Cambiemos o el gobierno nacional se verá obligado a convocar a la oposición? Todas preguntas sin respuesta por el momento, que este domingo 11 de agosto, sobre el filo de la medianoche, comenzarán a ser contestadas.

El escrutinio provisorio pasa así a tener un carácter determinante en el curso que tomará la Argentina en los meses siguientes hasta la elección general del 27 de octubre. Y, justamente en este punto, aparece el segundo de los grandes interrogantes que nos plantea esta elección: la posibilidad de concreción de un fraude informático, con la empresa Starmatic en el centro de la polémica. Una empresa a la que, por sus antecedentes y por las graves irregularidades que le han valido el veto en la mayoría de los países de la comunidad internacional –incluida la anulación de las elecciones en Filipinas por fraude informático producido por esta compañía en 2017-, hubiera sido deseable marginar por el bien de la credibilidad de nuestra democracia. 

Las tres fuerzas políticas mayoritarias de oposición –el Frente de Todos, Consenso 2030 y Despertar- han exigido, sin éxito, la exclusión de Starmatic del proceso electoral argentino. Numerosos expertos se expresaron en sentido similar.

 El viernes pasado, el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, dio una conferencia de prensa en la que garantizó la “transparencia” del acto electoral, y le solicitó a la "oposición que se maneje de manera responsable en una instancia tan clave" y que "no genere un clima de incertidumbre que no se corresponde con la realidad".

Pero lo cierto es que nadie está tranquilo con este tema. A punto tal que el periodista Hugo Alconada Mon, del diario La Nación, en la edición en español del New York Times de este sábado, afirmó que “hay una situación controversial y peligrosa: se comenzaron a sembrar dudas sobre la transparencia de los resultados. Y con ello, después de décadas de solidificar la legitimidad del sistema electoral, la credibilidad de las elecciones está en juego”.

Y, a continuación, agregó: "Ningún gobierno que se juega la reelección puede estar involucrado con el proceso de recuento de resultados. Y tampoco los políticos opositores deben encender antes de tiempo las alarmas de un fraude".

En las PASO de este domingo hay muchísimas cosas en juego. Decisiones trascendentales se tomarán a partir de los resultados que arroje el escrutinio provisorio, con el agravante que el escrutinio definitivo, realizado por la Justicia, demorará al menos diez días. 

En medio de las suspicacias, una sociedad atravesada por la grieta celebrará o lamentará resultados que, tal vez –como ha pasado en las PASO 2017 en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo-, no sean finalmente los correctos. 

Sólo nos queda confiar en que las autoridades argentinas estén en lo cierto y que la transparencia y la calma sean las que predominen. 

De todos modos, deberá considerarse la continuidad de las PASO en el futuro y, sobre todo, la modificación de la norma que concede al poder ejecutivo nacional la potestad de organizar el escrutinio provisorio en elecciones en las que habitualmente está involucrado. Una situación que se viene arrastrando a través de las administraciones y que pone en riesgo la credibilidad de las prácticas republicanas en la Argentina. (www.REALPOLITIK.com.ar) 

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.