Jueves 13.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de abril de 2020 | Nacionales

Quién es y cómo opera

Alimentos con sobreprecios: Los caminos siempre conducen a Víctor Lusardi

El polémico empresario del Grupo L está otra vez en la mira de la Justicia por sobreprecios y licitaciones viciadas. Una historia que se inició en el 2001 y desde entonces no paró de acumular controversias y sospechas.

Durante las últimas jornadas, una polémica en torno a la compra de alimentos del ministerio de Desarrollo Social de la Nación superó en las noticas a la pandemia del coronavirus, que venía acaparando con exclusividad absoluta todos los noticieros del país.

El problema surgió cuando se supo que el estado pagó hasta un 50 por ciento más en alimentos incluidos en los Precios Cuidados. La corrupción en el proceso fue tan grande que, siendo productos de segundas o terceras marcas, fueron cobrados más caros que los que un supermercado de barrio cobra por los de primera categoría. En total, se calcula que se gastó hasta 300 millones de pesos de más.

El hecho indignó a la sociedad, que exigió una respuesta inmediata. El presidente Alberto Fernández apoyó al ministro Daniel Arroyo pero anticipó que iniciará una investigación interna y no se pagará hasta que la misma no finalice. Además, advirtió que “si hay un tema de corrupción, yo mismo lo voy a perseguir”.

Las firmas beneficiadas en la polémica licitación fueron Sol Ganadera, Copacabana, Alimentos Generales, MH Accurso y dos compañías del Grupo L, el controvertido holding de Víctor Lusardi. Teylem SA, una de las empresas de Lusardi, recibió 23 millones por la venta de 340 mil kilos de arroz blanco y otros 56 millones por 340 mil frascos de aceite mezcla.

La historia del Grupo L y los sobreprecios es de larga data. Durante la gestión de Daniel Scioli, la empresa Cook Master de Lusardi aumentó sostenidamente su flota vehicular, personal y unidades de negocios e inmuebles. Fue durante el gobierno de María Eugenia Vidal, sin embargo, que el Grupo L realmente progresó. Ya a finales de 2016, entregaba por encargo de la gobernación cientos de miles de cajas navideñas que contenían un pan dulce de 500 gramos, dos budines, un turrón, un turrón de maní, un paquete de garrapiñadas y un cóctel de frutas. En aquella ocasión, Lusardi cobró un 145 por ciento más de lo que salió el mismo producto el año anterior, y sin contar el envío.

La empresa que se benefició de semejante sobreprecio no fue otra que Teylem SA, la misma que ahora protagonizó el escándalo en el ministerio de Daniel Arroyo. Se calculó, en aquel entonces, que el sobreprecio fue de 19 millones de pesos.

Poco tiempo después, se licitó el servicio de alimentos a las unidades penitenciarias bonaerenses. En aquel entonces, el grueso de la adjudicación –unos 1.030.621,592 pesos –fue adjudicado a una sola firma: otra vez Cook Master SRL, la empresa de Lusardi. En aquel entonces, dos firmas denunciaron que la licitación había sido “viciada” y el hecho motivó una investigación impulsada por el diputado bonaerense del Frente Renovador, Ramiro Gutiérrez, hoy enrolado en las filas del oficialismo. Se habló de una coima del 2,5 por ciento, pero nunca pudo comprobarse.

El mayor papelón del “Gordo” Lusardi, como lo llaman puertas adentro del empresariado, fue sin dudas en la unidad 24 de Florencio Varela. En aquella penitenciaria, un supervisor encontró ocho panes de cocaína envueltos en cinta de embalar, torpemente disimulados en un cajón de tomates perita perteneciente a la firma Cook Master. En total, encontraron droga por un valor de 3 millones de pesos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.