Lunes 12.04.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
7 de abril de 2021 | Provincia

Peligro suelto

Se fugó casi la mitad de los jóvenes detenidos en el Instituto Legarra de Abasto

Trece de los veintinueve menores que se encontraban cumpliendo condenas por homicidio, robos violentos y violaciones se dieron a la fuga luego de golpear a un empleado y robarle las llaves. Hacinamiento y poco personal, entre las críticas de los trabajadores.

En las últimas horas, trece menores detenidos en el Instituto Legarra, ubicado en la localidad de Abasto, dieron un golpe sorpresa sobre uno de sus cuidadores y se fugaron en forma masiva de edificio. No es la primera vez que ocurre y despertó numerosas críticas por parte de los propios trabajadores del instituto, quienes aseguraron “estar cansados de poner en riesgo nuestras vidas mientras los directivos especulan con las horas extras”.

El hecho ocurrió cerca de las 20.00 del día de ayer, cuando trece de los veintinueve detenidos del Legarra se encontraban en el momento conocido en la jerga tumbera como “el engome”, un espacio de recreación en horas y turnos estipulados, al finalizar todas las actividades.

Al concluir la recreación, uno de los maestros abrió una reja con el objetivo de trasladarlos nuevamente a sus celdas, y en ese momento fue abordado por los detenidos. Luego de golpearlo, le quitaron las llaves que traía en el bolsillo, abrieron la puerta principal del instituto y se fugaron en forma masiva.

En las últimas horas de la madrugada se supo que personal policial había recapturado a dos de ellos, por lo que aún quedarían otros once en fuga. La mayoría de los fugados son jóvenes con causas penales y condenas por homicidios, robos violentos y violaciones, por lo que son extremadamente peligrosos.

La situación generó críticas entre los propios trabajadores por el estado del instituto Legarra. Según declaraciones brindadas a REALPOLITIK, hay poco personal y un sistema antiguo y defectuoso de rejas y candados que hace riesgoso el traslado de los detenidos de sector a sector. Además, en cada celda hay entre seis y siete jóvenes hacinados, en pésimo estado de higiene, lo que lejos de rehabilitarlos, los vuelve aún más peligrosos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Fuga, Abasto, Francisco Legarra

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS