Miércoles 04.08.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de julio de 2021 | Nacionales

Bajo sospecha

La icardiada de Christian Sanz, el periodista de investigación superado por las deudas

En cada libro que escribe, en cada presentación judicial y hasta en las presentaciones como docente que supo impartir, Christian Eduardo Sanz se presenta como “periodista de investigación, escritor y docente”. 

A pesar de haber fundado la Asociación Argentina de Lucha contra las Pseudociencias (ASALUP) con el propósito de combatir y desbancar charlatanes y teorías conspirativas, él mismo terminó personificando a su propio enemigo. Tras incurrir en al menos siete plagios y luego de haber sido denunciado por falsificar un fax en un intento de librarse de acusaciones contra su organización, fue despedido por la propia asociación que fundó.

Para su infortunio, Sanz no logró ser conocido por su rol como supuesto periodista de investigación, sino por un asunto mucho más casero. Su mote del “Icardi de los medios” nació en los primeros años del 2000, cuando el ex militar argentino y agente de la Secretaría de Informaciones del Estado (SIDE), Iván Germán Velázquez decidió exiliarse en el cercano país de Uruguay, luego de varios conflictos entre la central de inteligencia y el gobierno K.

En aquel entonces, Sanz viajó al menos tres veces a Uruguay a entrevistar a Velázquez y se interesó en su caso. Poco a poco, fue generando una relación de amistad con su entrevistado, compartiendo su pena por la persecución de la que era víctima. Una apacible tarde uruguaya, mientras mantenían una conversación casual luego de una entrevista, Velázquez le comentó a Sanz que su esposa Eliana Toro y madre de su única hija, Eva Cristina Velázquez, extraña Argentina y deseaba visitar a sus familiares, pero temía por su seguridad.


Cuando Velázquez se encontraba en Uruguay, su ex esposa Eliana Toro y el periodista Christian Sanz escaparon con su hija sin su autorización. A raíz de ello, el ex espía, que perdió el contacto con su primogénita, le inició a ambos una causa penal por sustracción de menor de edad y cambio de identidad.

En respuesta, su amigo Sanz le ofreció alojamiento y protección a Toro en el caso de que desease viajar a visitar a sus seres queridos. Todo transcurrió de forma correcta y sin sobresaltos hasta una tarde en la que, luego de ingresar a su domicilio, Velázquez notó que tanto su mujer como su pequeña hija, Eva, se habían ido para siempre con su supuesto amigo, Christian Sanz.

Desde entonces, y enterado de los esfuerzos de Velázquez por volver a ver a su hija, que incluyó investigaciones con organizaciones internacionales encargadas de la búsqueda de niños y denuncias policiales, Sanz se encargó de atacar desde los medios de comunicación a su antiguo amigo, con el objeto de amedrentarlo.

Entre estos ataques, incluyó acusaciones sobre deudas y problemas económicos. Pero como todo en la vida, el daño que se da es igual al daño que se obtiene. Los problemas económicos y financieros terminando siendo los de Sanz, cuando se supo que estuvo más de un año en situación 5 como deudor por la empresa financiera FF Privado Infinito por una suma de 28 mil pesos.

Pero esto era sólo el comienzo de una larga lista de problemas financieros. A pesar de figurar como monotributista en AFIP, Sanz no registra impuestos activos y tiene dos cheques por un monto de 110 mil pesos rechazados por falta de fondos y que, paradójicamente, nunca cubrió.

A pesar de que registró exitosamente su marca Tribuna de Periodistas, no pareciera tener ningún pago de aportes hecho por empleados en blanco, no pagó nunca las infracciones de tránsito que tiene y registra numerosos juicios en su contra. Entre ellos, figuran nulidades de asambleas irregulares, una demanda por daños y perjuicios iniciada por Ricardo Echegaray, ejecuciones por alquileres no cobrados y una demanda del funcionario provincial Fernando Adolfo Cano, más tres juicios de instituciones financieras por no honrar sus pagos.

Finalmente, fuentes de Contrainteligencia allegados al ingeniero Jaime Stiuso, dejaron trascender a este medio que hoy el sustento del portal Tribuna de Periodistas proviene del vínculo que Sanz mantiene con un abogado mediático de estrecha vinculación con el gremio nacional de los bingos y casinos.

Los años parecieron demostrar que Sanz, que hizo su minuto de fama en el afán de desbancar supuestos charlatanes, se terminó transformando en uno de ellos, con un notorio prontuario a sus espaldas. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!