Viernes 24.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
24 de julio de 2021 | Opinión

Carta abierta a CFK

Segundo renunciamiento histórico, un camino diferente

Estimada Cristina, nos encontramos en un momento crítico, viviendo un cambio de modelo cultural, donde los medios y las redes juegan un partido mucho más importante, tal vez que el que deberían.

HORACIO DELGUY

por:
José Luis Orrico

Hoy esa información a la que somos bombardeados minuto a minuto, mal reemplaza a la familia y la escuela, pero también genera casi todos los conocimientos, ¿sean buenos o malos?, a esta joven sociedad que está creciendo.

En 2019 sorprendió a propios y ajenos con su renunciamiento a encabezar la lista de presidente y ser solo vice de Alberto Fernández; sin dudas demostró su capacidad de reconocer que no puede volver a ser presidenta.

Como peronista debo reconocer las mejoras que realizó en cuanto a la inclusión, pero está claro que desde 2003 comenzó una lucha junto a Néstor para imponer una política ya pasada de moda, y volvieron a poner en políticas de estado nuevamente viejos conflictos que ya habían sido superados en el rumbo del país, y que priorizaron solo por simpatías políticas personales, comenzando un camino que solo abrió heridas del pasado, que no hicieron mas que inclinar la balanza de la justicia para el lado de un sector ideológico, en contra de otro.

Debemos entender que el perdón no es algo que debemos esperar del otro, menos su arrepentimiento; sabemos la violencia que vivimos en los 70s, gracias a un juicio a las juntas militares y a los terroristas, que nos mostró que pasaba cuando los medios y políticos ocultan la realidad al pueblo.

Una persona que no perdona al otro, no puede realizarse. El perdón es de uno, porque uno debe seguir sin rencores y sin odios; y mucho menos una sociedad puede realizarse discutiendo el pasado con miradas sesgadas.

Todo esto potenció nuestras diferencias, que sin dudas ya vienen de muchos siglos de entrega a las potencias extranjeras; el cipayismo político viene fusilando, maltratando y expulsando líderes nativos, populares y federales desde que comenzó la invasión a América.

Debe entender que más allá del bienestar al pueblo y la búsqueda de la soberanía popular, desde 2003 Néstor cometió muchos errores en materia política económica y política internacional, y a eso hoy su sector está empujando a Alberto, a seguir caminando la misma vereda que ya es una cornisa muy peligrosa.

Néstor rompió con el FMI, pagándole, sí; pero ese organismo es como estar al día con la AFIP, quien da fe de las cuentas de los estados, al pagar y salir no fue un acto de soberanía, fue una cobardía de no querer ser controlado para acceder a cualquier mercado internacional. Sin ese acuerdo con el FMI, no se podía renegociar con el Club de París que es la piedra fundamental para recibir créditos para infraestructura. Y lo peor fue reemplazar ese crédito del FMI, por uno de Chávez, que podría haber resultado simpático, pero fue nefasto, y que nos puso el cartel internacional de “Argenzuela”

La admiro como líder, sé que intento salir muchas veces de ese pantano que metió al país Néstor; pero muy tarde ya, mandó a Kicillof a negociar con el FMI, el Club de París y los fondos buitres en su oficina de Griesa.

Volver a ser reconocidos por las naciones del mundo es requisito imprescindible para volver a creer, crecer y poder desarrollar el país.

Y ese proceso de liderazgo kirchnerista culminó, cuando ocurrió el suicidio del fiscal Alberto Nisman, tal cual se lo indiqué en mi anterior carta abierta: “De esta no se vuelve”.

Sé que es muy inteligente y que va a entender mis palabras, son de un argentino que ama el país y que la respeta como líder, pero sé muy bien que sin la unidad nacional, no tenemos futuro y que si seguimos en esta grieta existencial, donde la única ideología es “Cristina o anti Cristina”, se va a empezar a ver la degradación social existente en la que estamos inmersos.

Hoy la situación personal del pueblo es peor que el 2001, y si este pueblo no está en las esquinas quemando tachos de basura y gomas, es solo por la asistencia económica que da el gobierno. En 2001 el gobierno le sacó la plata al pueblo, hoy el pueblo no tiene más recursos económicos y solo las ayudas y dádivas que dan desde el gobierno sostiene la ruptura de la cohesión social, y esa ruptura solo lleva a una guerra civil de pobres contra pobres, y eso hará  que volvamos a ver otra vez sangre del pueblo correr por las calles del país.

¿Hasta cuándo puede el gobierno sostener esta situación y evitar esa guerra interna?

Esa es la pregunta que debe hacerse y debemos hacernos todos nosotros. Muchos ven esta coyuntura como una cura del gobierno anterior, llevárselo puesto a Alberto es el único objetivo, y eso puede ser su agua sanadora.

Sé que usted culpa a ser mujer los intentos desestabilizadores que le hicieron, pero espero que con esta nota entienda que sin dudas las políticas que hicieron, influyeron mucho más, que solo por ser mujer; y ahora intenta seguir haciendo las mismas políticas, arrastrando al actual presidente, y el 10 de diciembre de 2023, que ”nunca estuvo cerca”, hoy es una eternidad para Alberto.

Por tal motivo y en esta inteligencia de ideas, es que usted debería buscar cuál es su nuevo lugar; y dejarlo ser a Alberto, y que pueda tomar libremente las decisiones de relaciones internacionales, económicas y sociales.

Para salir de este juego donde gana la división y la grieta, primero debemos salir del juego de “Cristina o anti Cristina”.

Sé que usted va a apoyar a Alberto y va a tomar la medida como lo hizo en 2019, para que el neoliberalismo económico no lave su culpas; y como puse en el título, espero que encuentre el lugar para apoyarlo, y haga su segundo renunciamiento histórico, como una vez lo hizo nuestra querida Evita, la verdadera madre y abuela ideológica que tenemos los peronistas.

Es necesario ese renunciamiento suyo para que los argentos, empecemos a transitar "un camino diferente" juntos, en un misma vereda, con un objetivo objetivo común, tirando para un mismo lado.

¡Cristina, dejalo ser!.

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

CFK, José Luis Orrico

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!