Lunes 18.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
24 de agosto de 2021 | Nacionales

Aprovechando las PASO

Macri inicia el Operativo Clamor

Cuando muchos querían darlo por jubilado, volvió a asumir un rol protagónico en la escena nacional. El gobierno nacional ayudó mucho, ya que lo precisa vivito y coleando para invocar el fantasma de su fatídica gestión, a falta de logros propios. También la insistencia de los miembros de su propia coalición para diferenciarse de su antiguo líder.

Unos y otros lo revivieron. ¿Mauricio? Alborozado. El jueves pasado se reunió con Ricardo López Murphy y con María Eugenia Vidal. En esa semana también acompañó a Diego Santilli en una de sus recorridas por la provincia de Buenos Aires, aunque en reuniones privadas. Por ahora no hay fotos.

Si algo tiene en claro Mauricio Macri es que no quiere aceptar el retiro que pretendió imponerle el sector de las “palomas” del Pro y buena parte de la UCR. Sabe que su figura es “piantavotos” para buena parte de la sociedad argentina, pero también que el “núcleo duro” y más reaccionario del partido lo respalda.

“Con Macri no se puede, pero sin Macri no alcanza”, reconocen dentro de Juntos, ya que se corre serio riesgo de que buena parte de esos votos “ultra” terminen canalizándose hacia opciones de extrema derecha, como Javier Milei –que ya mide más del 9 por ciento en las encuestas-, José Luis Espert -12 por ciento- o Ricardo López Murphy –por arriba del 8-.

Consciente de su capital político, Mauricio Macri salió a jugar fuerte. No tiene nada que perder. Muy por el contrario, un mal desempeño electoral de Juntos por el Cambio podría devolverle el liderazgo cuestionado. Horacio Rodríguez Larreta lo sabe, y por eso le dio participación en las listas de CABA y de provincia. Lo que no se esperaba era que quisiera salir a hacer campaña en el conurbano.

El ex presidente se hartó de que los candidatos de su propia coalición salieran a tomar distancia de su gobierno, cuando no a descalificar directamente su gestión. Sabe que no puede permitir que tanto el oficialismo como la oposición caractericen a su presidencia como un “fracaso”, porque frente a la unanimidad no hay respuestas. El momento de actuar es ahora.

Incluso el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, intervino en la discusión, preguntando: "¿Por qué lo querían ocultar tanto a Macri cuando todos adherían y siguen adhiriendo?". El gobierno lo precisa en la campaña, para consolidar el voto propio y tratar de recuperar a los desilusionados por la gestión actual y por el OlivosGate. Pese a las condenas de unos y otros, la grieta sigue dando réditos en materia electoral.

Consciente de que una parte del electorado porteño de JxC ve como demasiado light la estrategia de las “palomas” del Pro, Rodríguez Larreta invitó a participar de la interna a Ricardo López Murphy, para tratar de evitar que esos votos fueran a Javier Milei. El problema es que el “bulldog” creció demasiado en las encuestas, pero también el escandaloso economista, mientras que María Eugenia Vidal no consigue hacer pie.

En estas circunstancias, Macri regresó de Europa, incumplió una vez más la cuarentena, y mantuvo varias reuniones significativas. Las más importantes fueron las que mantuvo con el jefe de Gobierno porteño, quien debió aceptar su participación en la campaña bonaerense y no sólo en distritos como Córdoba, Santa Fe o Entre Ríos, y con Ricardo López Murphy

Hacía años que no se reunían. Tenían cuentas pendientes de 2005 cuando se enfrentaron por el mismo electorado, uno con Compromiso para el Cambio y el otro con Recrear. Durante el gobierno de Macri, López Murphy fue un crítico sistemático y frontal. Esta actitud, que motivó el distanciamiento, es justamente la que decidió al ex presidente a convocarlo. Ambos comparten las preferencias del mismo “núcleo duro”.

La reunión se extendió varias horas y se centró en el proceso electoral en curso. No hubo fotos ni un apoyo formal, pero en el entorno de López Murphy quedaron convencidos de que Macri terminará votando su candidatura.

La noticia conmovió a la dirigencia porteña. Saben que les será muy difícil arrebatar el voto de jóvenes descontentos que recluta Milei, pero que, además, buena parte del electorado porteño prefiere a Macri y a López Murphy antes que a María Eugenia Vidal.

Y si bien formalmente el ex presidente respalda la lista oficialista, la reunión fue un gesto claro de cuál es su favorito en las PASO. A punto tal que la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, después de descalificarlo, debió volver a reconocer su padrinazgo político.

Todos tienen en claro que una buena elección de López Murphy podría provocar una especie de tsunami en el equilibrio provisorio de fuerzas al interior del Pro y de Juntos. A Mauricio Macri esa alternativa no le desagrada en absoluto, ya que considera que sería el paso previo para que un “clamor amarillo” le permita volver a consagrar su liderazgo indiscutido. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!