Martes 07.12.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de agosto de 2021 | Nacionales

Coincidencias con matices

A días de las PASO, la campaña electoral se metió de lleno en el Consejo de las Américas

La reunión del foro del Consejo de las Américas permitió componer un hecho inusual: que los principales dirigentes de nuestro país coincidieran en un mismo ámbito para presentar sus ideas y, también, sus discursos de campaña.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó que la Argentina "tiene hoy una sostenida reactivación económica heterogénea, ya que aún hay sectores críticos" y remarcó que se registran "doce meses de creación de empleo industrial". Asimismo destacó que la Argentina alcanzó las 50 millones de dosis de vacunas y que es uno de los países que "más ha vacunado" en el mundo. 

En el marco de la actual competencia electoral, Cafiero destacó la importancia de los consensos políticos que se establecieron en la pandemia, para salir de la crisis de recesión económica.

“Argentina ha demostrado que, a pesar de las diferencias de modelos políticos, siempre hemos resueltos de forma democrática y con las instituciones sus diferencias”, destacó, comparando el escenario local con los episodios golpistas que se multiplicaron en América Latina. 

Con el inminente acuerdo con el FMI que impondrá durísimas condiciones a nuestro país, Cafiero convocó a la oposición a “diseñar la Argentina que viene”: “La pandemia trajo crisis institucionales, y ahí debemos todos ser parte de la construcción y de robustecer los valores democráticos de nuestro país. En Argentina las diferencias siempre se dirimieron en las urnas, tenemos que poder ser parte de la generación que tuvo la inteligencia y el coraje de sentarse con los que piensan distinto. Tenemos que sentarnos con todos y diseñar la Argentina que se viene”.

En su conclusión, el Jefe de Gabinete destacó que “Argentina empezó un sendero de reactivación económica que tiene que ser distribuido de modo equitativo en toda la población para que se genere más empleos y más oportunidades. Necesitamos para eso efectos políticos, y así es difícil construir consensos. Los consensos que conseguimos el año pasado para enfrentar la pandemia, creemos que debemos fortalecerlos ahora”.

A su turno, Facundo Manes sentenció que "la grieta embrutece" y pidió no seguir con "las mismas prácticas y las mismas personas" que gobernaron "hasta acá".

Manes coincidió con Cafiero en la necesidad de alcanzar “consensos políticos”, asegurando que “se encontrarán más coincidencias que diferencias”.

“Necesitamos recuperar la capacidad de debatir e intercambiar ideas, porque cuando intercambiamos opiniones descubrimos que coincidimos más en mucho más de lo que pensamos. Si nos unimos podemos salir más unidos y resilientes que antes”, afirmó. 

El precandidato radical apuntó contra las medidas económicas adoptadas durante los últimos “20 años” en el país: “No sirve el progreso mediocre, hay que reconocer que no somos ricos en recursos naturales y que no estamos en vías de desarrollo. La economía del mundo es el conocimiento, y la economía del futuro es la economía verde”. 

“Los países desarrollados no improvisan como nosotros. Tenemos que dejar de repartir pobreza y empezar a generar riqueza con empleo sin distinción de clases sociales y de partido político”, enfatizó.

Como conclusión, subrayó nuevamente: "La grieta nos embrutece, nos paraliza y nos degrada. No podemos mejorar con las mismas prácticas y las mismas personas que nos trajeron hasta acá. No hay destino para Argentina por fuera del mundo”.

Al momento de exponer, María Eugenia Vidal confirmó que su principal virtud reside en su capacidad de modificar su discurso y cambiar de identidad según su conveniencia. Así como pasó de ser “porteña” a “orgullosamente bonaerense”, para recuperar posteriormente su “porteñidad”, en la reunión del Consejo de las Américas reafirmó su transformación de “paloma” en halcón”, disfraz que ha inaugurado días atrás. 

“Siento que Argentina está en uno de los momentos más difíciles de su historia, incluyendo la crisis de 2001. Ahora se añaden dos dimensiones, la sanitaria y la emocional. Hoy estamos en el octavo lugar en contagios acumulados y en el puesto 11 en muertes acumuladas. Y se suman las pérdidas económicas y sociales", diagnosticó.

Como si no tuviera buena parte de responsabilidad en el proceso de declinación que condena, denunció: “La pobreza subió 10 puntos en un año y medio. Seis de cada 10 chicos son pobres. La inflación va a estar cerca del 50 por ciento" y que "1.300.000 chicos abandonaron la escuela, con circulación comunitaria de la variante Delta". 

Inmediatamente redobló sus críticas a la estrategia del gobierno nacional para combatir el COVID. "Hay que distinguir las consecuencias de la pandemia y que afectó a todos los países de las consecuencias de cómo se manejó la pandemia en Argentina". 

"Argentina tiene indicadores tan duros, más graves que el resto de la región. Hubo fallas graves en la planificación y toma de decisiones que no se basaron en la evidencia científica. El ministro de Salud dijo que estaba más preocupado por el dengue que por el coronavirus”. Sin embargo, no hubo una palabra sobre la responsabilidad que le cabe a Cambiemos por la desinversión en salud pública, la interrupción de las obras en los establecimientos sanitarios iniciados por la gestión de Cristina Fernández o la degradación del ministerio de Salud en Secretaría. Mucho menos se refirió a la inutilización de vacunas y la suspensión de campañas de vacunación a nivel nacional y en la provincia que comandó durante el gobierno de Mauricio Macri.

Demostrando que su fidelidad es sólo circunstancial, por lo que días atrás decidió reconocer la importancia de Mauricio Macri en su formación política, luego de haberlo jubilado, Vidal disparó contra la administración de la pandemia en algunos ítems que involucran también a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

“Tuvimos una cuarentena que al principio apoyamos todas las fuerzas políticas, pero fue excesivamente larga, la más larga del mundo. Tuvo restricciones excesivas a las libertades. Horarios para salir a correr –puntualizó sin mencionar a Rodríguez Larreta–. Multas para personas que salían de sus casas".

También se refirió a la discusión sobre las clases presenciales, recurriendo a datos falaces, tal como es su costumbre en esta nueva versión suya “modo halcón”. "Tenemos el cierre de escuelas por un año y medio. La mayor cantidad de provincias aun no tienen presencialidad plena. Sólo tres lo están haciendo, la primera en hacerlo fue la Ciudad. El resto de las provincias tienen escuelas cerradas o sin presencialidad". ¿Sabrá Vidal de lo que está hablando? La presencialidad está vigente en todas las provincias argentinas en la actualidad. 

Luego de exponer una versión poco sostenible de la política de vacunación del gobierno nacional, la precandidata de Juntos por el Cambio en la CABA condenó “la violación reiterada de la cuarentena por funcionarios, en particular el presidente festejando el cumpleaños de su esposa mientras las restricciones excesivas se extendían en la Argentina". Sin embargo, no dedicó una palabra a las reiteradas violaciones de la cuarentena por parte de dirigentes y referentes de su fuerza política. Ni, mucho menos, por ella misma, al asistir al cumpleaños organizado por Elisa Carrió, con 70 invitados y mariachis incluídos.

La intervención de Vidal mantuvo el tono agresivo y las denuncias sin fundamentos en muchos casos de los últimos días, producto de su decepcionante desempeño en las encuestas de candidatos. Pese a ello, insistió con lo que pareció ser un discurso preacordado entre los participantes: la necesidad de acuerdos. 

"En esa escena hay otro camino, que fue el de la Ciudad de Buenos Aires. Tenemos que construir acuerdos, pero con límites", concluyó. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!