Martes 24.05.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de enero de 2022 | Nacionales

El futuro de Milei y Espert

“Juntos” pero separados, los libertarios definen sus estrategias para 2023

Las internas son la característica de la política argentina. Hasta los ultraliberales -autodefinidos como libertarios- las experimentan. Javier Milei y José Luis Espert se respetan pero están distanciados, a punto tal que ni siquiera alcanzaron a conformar un bloque único en la Cámara de Diputados.

No hay agresiones, pero sí toma de distancia. Cuando Javier Milei anunció que sortearía su dieta, Espert dio dos respuestas contrapuestas. Inicialmente sostuvo: “Como buen liberal, respeto las decisiones de todo el mundo en todo sentido. Respeto la decisión de Milei, pero por mi trabajo cobro, y voy a cobrar por mi trabajo, tal cual lo marca el artículo 74 de la constitución”.

Pero inmediatamente dejó flotando la sombra de la duda. “La inteligencia de los constituyentes de 1853 fue tratar de blindar a los diputados y senadores de la corrupción, que reciban un pago de las arcas del estado nacional, en definitiva de los contribuyentes”.

"Si un diputado o un senador no cobra por su trabajo, hay que sospechar. ¿Cómo vive esta persona?”, completó Espert. Y dio lugar a la especulación sobre si la “mano invisible” del mercado financiaba a su antiguo aliado. Los conceptos del líder de Avanza Libertad cayeron muy mal en el entorno de Milei. No generaron una grieta, porque ya preexistía. Pero aceleraron su profundización.

Desde que obtuvieron sus bancas en el Congreso, ambos definieron su estrategia de cara a 2023. Los dos piensan en cerrar un acuerdo con Juntos por el Cambio. La elección presidencial es una carrera entre dos fuerzas políticas: ninguno puede permanecer al margen o cortarse solo.

De hecho, Espert se manifestó predispuesto a participar en las PASO de Juntos de la provincia de Buenos Aires, y luego señaló a Horacio Rodríguez Larreta como el responsable de que se cerrara el acuerdo. Pero el recálculo impera en la política y tanto Espert como el alcalde porteño comprendieron que no les convenía mantener las distancias. El objetivo de Larreta se había conseguido, al concretarse la victoria de Diego Santilli, primero en la interna y luego en las generales. El del economista, también: terminó tercero, detrás de las dos coaliciones principales, y pudo armar su propio bloque legislativo.

Si bien no hay una alianza formal entre ambos –ya que Espert prefiere subirse el precio manteniendo su autonomía legislativa-, en el entorno de ambos se descuenta que el referente de Avanza Libertad formará parte de la campaña Larreta 2023.

Vale recordar que, ya en noviembre del año pasado, Espert aceptó que sería ministro de Economía en una eventual presidencia de Larreta, aunque manifestó ciertas condiciones.

“Sería ministro de Economía solo si Larreta agarra los huevos, sus huevos, los pone acá, arriba de la mesa, y dice: ‘Voy a hacer todo aquello que vos, Espert, tenés en la cabeza y te voy a dar todo el poder político para hacerlo´”, afirmó por entonces. Y remató: “A mí de adorno no me gusta estar”.

Mientras tanto, Javier Milei teje sus redes con el otro sector de la grieta del Pro. Su interlocutora es Patricia Bullrich, a quien el economista se encargó cuidadosamente de diferenciar de la “casta política”.

Y es que Milei adquirió gran popularidad dentro del sector de los “halcones” del Pro, y también de la juventud partidaria, a punto tal que sus actos preelectorales estuvieron poblados de banderas del partido que preside Bullrich, y que la misma Patricia no se privó de elogiarlo –y hasta de sugerir la conveniencia de votarlo- en diversos momentos de la campaña.

Milei justifica esta alianza trazando una “línea divisoria” entre la “socialdemocracia” (en las que incluye tanto al Frente de Todos como al larretismo, mientras que: “Del otro lado estamos los liberales, libertarios, la nueva derecha, los conservadores, el peronismo republicano, los menemistas y los halcones de Juntos. Esa es la línea divisoria”, subrayó.

De este modo, tras la realización de las elecciones del año pasado, ambos comenzaron a blanquear lo que era un secreto a voces. Autonomía en la acción legislativa para ambos, y alineamiento en la carrera presidencial con Larreta, en el caso de Espert, y de Patricia Bullrich –o de quien sea el candidato de los halcones- en el de Milei.

Queda en claro de este modo que el espacio para el surgimiento de una tercera opción electoral está clausurado en la Argentina. Al menos, mientras que la grieta siga imponiendo el pulso a nuestra sociedad. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!