Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de mayo de 2022 | Nacionales

Daños colaterales

Acorralado por las críticas, Martín Guzmán pone fichas en el monitoreo de medios

El ministro de Economía se encuentra en la mira del kirchnerismo y resiste con polémicas medidas que demuestren gestión. Contrató al empresario procesado José Luis Primo, quien además habría manipulado licitaciones compitiendo contra sus propias empresas.

Mientras ultima los detalles del decreto que permitirá flexibilizar el cepo a las petroleras que decidan invertir en Vaca Muerta, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmánatraviesa uno de los momentos más duros de su incipiente carrera política.

La exigencia del presidente Alberto Fernández fue clara. Ya no puede esconderse bajo su falda. Necesita salir a la luz y luchar por su puesto, para evitar que el primer mandatario, ante la presión de La Cámpora y Cristina Fernández de Kichner, le suelte la mano.

La movida sobre el área de Vaca Muerta y el sector energético en general tiene una raíz puramente política, que se arraiga en el pedido de Alberto Fernández. Vaca Muerta viene siendo reclamado hace al menos dos años por La Cámpora como un área sensible y propia. Con esta última medida, Guzmán demuestra que, si quiere, puede meter mano en el territorio kirchnerista.

No fue esta, sin embargo, la única medida que tomó el titular de la cartera de Hacienda. Conocedor del rol de los medios de comunicación en la debacle de su imagen, ordenó un extenso programa de monitoreo de medios. En los próximos meses, Guzmán estará al tanto de todo lo que se hable en los medios digitales, y cualquier mención a su figura será individualizada de inmediato.

Sin embargo, la elección de la empresa que quedará a cargo del servicio, una vez más, estará sembrada de dudas. Guzmán invitó y contrató a la empresa Ejes SA, propiedad del ex funcionario nacional José Luis Primo.

Primo fue gerente financiero de Télam, estuvo procesado por crear una empresa fantasma a través de la cual cobraba publicidad no tradicional (PNT) en forma irregular y fue ejecutado por la AFIP por evasión impositiva. Además, la Justicia investiga numerosas licitaciones en las que ganó compitiendo contra sus propias empresas, en una irregular cartelización de los precios.

Los propios trabajadores del ministerio de Economía, consultados por REALPOLITIK, dejaron sobrevolar el fantasma de los sobreprecios, respecto a la licitación que ganó Primo. En efecto, mientras el mismo servicio se ofreció ante el ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad por 540 mil pesos, Primo cobrará a la cartera de Economía unos 2.163.180 pesos. Unas cuatro veces más.

La batalla interna entre el albertismo y el kirchnerismo se recrudece minuto a minuto. A los embates del Máximo Kirchner, el ministro Guzmán responde con la intervención de un área sensible de La Cámpora y un servicio de monitoreo de medios. Toda confrontación tiene sus daños colaterales, sus bajas inocentes. Entre sobreprecios, proveedores procesados y la utilización caprichosa de las arcas públicas, pareciera cada día más probable que los perjudicados sean todos los argentinos. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!