MIéRCOLES 22.11.2017
Whatsapp: (221) 5710138
Judiciales | Exclusivo REALPOLITIK

Polémica: Ante la Justicia, Ottavis vinculó a Massa y Scioli con una extensa red de narcotráfico

REALPOLITIK | 22 de agosto de 2017

Este medio tuvo acceso a los detalles de la declaración ante la Justicia que hiciera José Ottavis en el marco de la causa del Triple Crimen de Unicenter. En ella, explicó parte del funcionamiento interno y la vinculación entre el narcotráfico, la política, el poder judicial y la Policía Bonaerense.

En la documentación, firmada por el propio diputado provincial, y a la que REALPOLITIK tuvo acceso exclusivo, Eduardo José María Ottavis Arias relacionó a Sergio Massa y al fiscal Julio Novo con manejos irregulares en las unidades penitenciarias, entre los que se encuentra el abuso de autoridad sobre menores de edad detenidos con el objetivo de que roben para la policía, y agregó a un nuevo personaje en la trama: Daniel Osvaldo Scioli. Lo hizo en la fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 2 de San Isidro, en relación a la causa 8081/2016, también llamada “El Triple Crimen de Unicenter”.

La primera pregunta que le hicieron dentro de la fiscalía fue si conocía a alguno de los imputados en el caso. Le mencionaron, en turnos, a Víctor Hugo Ovejero Olmedo; Jorge Daniel Moreyra; Mario Martín López Magallanes; Richard William Laluz Fernández; Carlos Gustavo Luaces; Marcelo Horacio Mallo y Leandro Giso. Ottavis admitió conocer a Marcelo Horacio Mallo. “Lo conozco desde el año 2004 o 2005, cuando se forma el espacio político Compromiso K. Nunca trabajó para mí, pero yo sí trabajé para él. Todos los años hay una fiesta muy grande que él organiza y yo soy uno de los colaboradores. Le consigo fondos y otras cosas”.

El oficial de Justicia, sospechando que el diputado provincial había recibido a Mallo en su despacho de Capital Federal, le preguntaron si tiene una oficina en la calle Balcarce, y si ha recibido o no allí a alguno de los imputados. “Tengo una oficina en la calle Balcarce 1094, esquina Humberto Primo. La alquilamos junto a una asociación civil, cuyo nombre no recuerdo. También tenemos una parrilla”. Con respecto a los nombres de los imputados, aclara que “no me suena ninguno de los otros. Pero conozco a un montón de gente cuyos nombres no los sé. Conozco a un montón de barras bravas de Boca, pero si me preguntás cuál de esos es Di Zeo, no sé”.

El funcionario judicial insistió en la cuestión, preguntándole entonces si alguna vez encomendó a Marcelo Horacio Mallo y a Rubén Eduardo Jones para que le concertaran una entrevista con el fiscal Luis Angelini a fines de aportar información vinculada a los homicidios del 24 de julio de 2008 en el centro comercial Unicenter. Según confiaron off the record a REALPOLITIK, hasta ése momento, José Ottavis respondía a los interrogantes de forma inmediata y segura, mientras se habría escarbado recurrentemente los orificios nasales con hisopos que luego se llevaba a la boca. Fue ante ésta pregunta que el diputado provincial decidió ordenar sus ideas durante algunos momentos y, finalmente, responder con una pequeña e ilustrativa anécdota.

 “Una vez vino a verme un abogado. Era un señor gordito y simpático. Me dijo que había tres chicos que habían sido detenidos por los delitos en Tigre. Que la policía los había golpeado, que había abuso de autoridad. Que los conminaron a salir a robar para que cesen los abusos. Había un fiscal, posiblemente Angelini, que estaba muy preocupado por este caso, pero había otro fiscal, Novo, que no quería que se investigue esto. El ‘fiscal bueno’ investigaba las cosas con seriedad, y el ‘fiscal malo’ le complicaba el laburo y lo quería echar. El ‘fiscal malo’ (Julio Novo, ahora imputado en causas por obstrucción a la autoridad y narcotráfico) era bancado por Massa y también por Daniel Scioli. Esto implica que no sólo era una cuestión policial, sino que también era algo institucionalizado y vinculado al poder político. Un día hablé por teléfono con Angelini y lo cité para que me venga a ver a la oficina de La Plata o la de Capital, no recuerdo. Pero fue un día complicado de trabajo y avisé que no iba a llegar. Me fui directo a mi casa. Luego, en una conversación en la que estábamos evaluando si Angelini, que era un tipo joven, podría servir para la política, me confirman que es de Carrió”.

No hubo más nada para preguntar. José Ottavis se habría levantado de su silla y abandonado la fiscalía en lo Criminal y Correccional Nro. 2 de San Isidro, dejando siete hisopos manchados con sangre y saliva sobre el escritorio.

Queda aún mucho por investigar, aunque es posible que, dado el peso político de los involucrados, nunca se llegue a conocer la verdad. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué le parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.