LUNES 22.01.2018
Whatsapp: (221) 5710138
Gremiales | Exclusivo REALPOLITIK

Increíble: El hijo del “Pata” Medina habló en un acto público, por teléfono, desde la cárcel 

REALPOLITIK | 4 de enero de 2018

Se acercaba la medianoche del martes 26 de septiembre de 2017 y el tranquilo y coqueto barrio de Villa del Plata parecía el set de filmación de SWAT. Vehículos negros del Grupo Halcón, camionetas de la Policía Bonaerense, policías de civil y más de cincuenta uniformados rodeaban la casa de Cristian “Puli” Medina, en la que se encontraba gran parte del clan Medina, entre ellos el propio Cristian, su padre Juan Pablo “El Pata” Medina y la esposa de éste, Fabiola García

Fue aquella la primera vez que la sociedad argentina se sorprendió con la casa del “Puli”, vista a través de imágenes satelitales provistas por todos los medios de comunicación. 

La mansión de la calle Barragán entre Maipú y Celestino había sido estrenada hacía menos de dos años. A contramano de lo que se podría suponer de la vivienda de un humilde trabajador de la construcción, la misma tenía una pileta semi-olímpica, solárium, cancha de fútbol 5 con césped artificial, una laguna artificial con puentes verdaderos, garaje para varios autos y un sinfín de dormitorios. La fastuosa construcción no hacía más que rendir honores a los excesos de su padre, que coleccionaba armas y utilizaba indistintamente camionetas de alta gama, barcos, aviones y hasta un helicóptero para ir a trabajar. 

Las imágenes despertaron un variado caleidoscopio de emociones en la sociedad. Desde la indignación del grueso del pueblo argentino, la exagerada movilización militar orquestada por el gobierno a las puertas de la sede platense de la UOCRA, al apoyo incondicional de sus seguidores, que continuaban aclamando su nombre frente a viento y marea. 

No obstante, aquellos que pensaron que la noche del martes 26 de septiembre fue la última del clan Medina al frente de la UOCRA seccional La Plata, se equivocaron.

En los primeros días de diciembre, el club 5 de Mayo de Ensenada organizó una reunión para los trabajadores de la UOCRA. Acorde a las costumbres del gremio, se sirvió asado y vino tinto. Cuando el efecto del Bordolino comenzaba a hacer estragos, un reducido grupo de dirigentes gremiales se subió al estrado y amplificó con un micrófono una llamada telefónica. Era, nada más ni nada menos, que Cristian “Puli” Medina, que llamaba desde la cárcel para dar nuevas indicaciones a sus seguidores. 

En la trasmisión a la que tuvo acceso exclusivo REALPOLITIK, se escucha claramente al “Puli” hablándole a su público, que se desvive en gritos de aliento y apoyo incondicional como si de una estrella de rock se tratase. 

“La unión que hemos logrado entre todos es la única forma que tenemos de reclamar y exigir los derechos de los trabajadores. Manejo información y sé que están cumpliendo con la tarea que les he dado. Tienen que crear agrupaciones en los barrios para que todas las voces sean escuchadas. La responsabilidad total y absoluta es del movimiento. Confío en ustedes”, explicaba mientras la gente aplaudía al grito de “la UOCRA unida, jamás será vencida”. 

Finalmente, cuando el sonido parecía entrecortarse entre los gritos y exclamaciones de sus enfervorizados seguidores, el “Puli” emuló al Papa Francisco y exclamó: “Me encuentro con fe, con esperanza. Recen por mí, oren por mí”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué te parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.