Lunes 04.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de enero de 2018 | Municipales

PINAMAR | Panorama REALPOLITIK

Para hacer campaña, el intendente de Pinamar pone a trabajar a menores levantando excrementos

La carrera política de Martín Yeza está surcada por un constante ejercicio de prueba y error. Periodista de carrera, supo posicionarse entre la poca oferta política de Pinamar hasta convertirse, con 32 años, en el intendente más joven de la provincia de Buenos Aires.

La carrera política de Martín Yeza está surcada por un constante ejercicio de prueba y error. Periodista de carrera, supo posicionarse entre la poca oferta política de Pinamar hasta convertirse, con 32 años, en el intendente más joven de la provincia de Buenos Aires.

Durante su asunción, publicó creativas sentencias sobre el estado en que encontró las oficinas administrativas luego del desbande de la administración saliente. Salas de informática sin conexión a internet, oficinas con muebles de jardín e inventarios enteros que habían sido robados, fueron sólo algunos de los inconvenientes con los que se encontró.

A las pocas semanas, decidió voluntariamente rebajar su salario, que era de 235 mil pesos, al “mínimo legal posible” de 70 mil, provocando una ola masiva de felicitaciones por parte de su sociedad. No obstante, desde aquel efímero momento de gloria en adelante, todo pareciera haber ido cuesta abajo.

Inseguridad, poco movimiento, falta de inversión, mala administración de fondos, despidos masivos y denuncias por corrupción fueron transformándose, poco a poco, en símbolos de la administración de Martín Yeza. Incluso Pablo Bertozzi, tío del intendente y titular de Fiscalizaciones Municipales, fue denunciado por pedirle coima a una vendedora ambulante. No se salvó ni la familia.

Hace tan solo unas horas, el intendente tomó la polémica decisión de involucrarse en el accidente fatal de un chico de 18 años a través de las redes sociales. El resultado fue el esperado: Una avalancha de críticas y la consiguiente marcha atrás del político y el pedido de disculpas.

Momentos después tuvo otra de sus “brillantes ideas”. Vistió a un grupo de niños, todos menores de edad que no alcanzaban los 12 años, con uniforme de trabajadores municipales, y los envió a la playa a levantar basura. Publicó entonces la foto de un niño de 5 años que, con evidente disgusto, sostiene en su mano el excremento de un perro, bajo el título “La playa más limpia es la que menos se ensucia”.

La respuesta es casi una costumbre para el intendente Yeza: críticas funestas, preguntas irónicas y la corrección sobre la marcha de un dirigente político cuyo margen de error pareciera achicarse día a día. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Pinamar, Martín Yeza

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!