Miércoles 23.10.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de marzo de 2018 | Judiciales

Panorama REALPOLITIK

Armando Cavalieri, líder del gremio de Comercio, cercado por la Justicia

En la noche del 12 de febrero de 2014, Armando Cavalieri supo que el cerco de la Justicia comenzaba a achicarse a su alrededor. Minutos antes, había aparecido muerto en el interior de una camioneta Hilux Jorge Suau, financista cordobés que había sido secretario de Culto de José Manuel De la Sota.

En la noche del 12 de febrero de 2014, Armando Cavalieri supo que el cerco de la Justicia comenzaba a achicarse a su alrededor. Minutos antes, había aparecido muerto en el interior de una camioneta Hilux Jorge Suau, financista cordobés que había sido secretario de Culto de José Manuel De la Sota y que en aquel momento era vicepresidente de CBI Grupo de Negocios Cordubensis S.A., de la financiera Cordubensis S.A. El presidente de la compañía, Eduardo Daniel Rodrigo, había desaparecido unos días atrás.

Al día siguiente a la muerte de Suau, llegaron a los despachos del fiscal Enrique Senestrari y del camarista Ignacio Vélez Funez cartas del recién asesinado. En las mismas, se menciona el funcionamiento de una mesa de dinero creada por funcionarios provinciales, empresarios y dirigentes sindicales. A partir de eso, el fiscal inició una causa por estafa, intermediación financiera fraudulenta y lavado de dinero, con la convicción de que CBI Negocios Cordubensis S.A. lavaba unos 300 millones de dólares anuales.

Entre los involucrados en la causa, que ya tiene 37 imputados, figura el secretario general de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio, José Luis Oberto y el secretario general del sindicato, Armando Cavalieri. Ambos están imputados por maniobras fraudulentas en la obra social del gremio. Acorde a la causa, los sindicalistas mencionados hacían pagar a la mutual prácticas que no se realizaban, y desviaban ese dinero a las cuentas de la financiera CBI.

Según se entiende en la investigación, los directivos de Osecac libraban cheques “no a la orden” de las cuentas corrientes en la sucursal Plaza de Mayo del Banco Nación, que se cobraban en Córdoba por Javier Guevara Amado, que depositaba el dinero en cuentas fantasmas de Halabo S.A. y Jotemi S.A. dentro del Banco Nación. Con esta maniobra, se habrían robado un total de 53 millones de pesos.

Cavalieri, gremialista que, entre otras cosas, es propietario de la estancia “La Federala”, de 5 mil hectáreas en Roque Pérez y el club de campo de Lobos, de 92 hectáreas, comenzó a verse cada vez más implicado. “Todos en el sindicato de comercio meten la mano en la lata. Pero a él se le fue la mano”, comentaron sus allegados. La investigación incluiría también a otros secretarios generales del mismo gremio a nivel bonaerense, que serán dados a conocer en la próxima entrega de REALPOLITIK. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Armando Cavalieri, Sindicato de Comercio

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.