JUEVES 19.04.2018
Whatsapp: (221) 5710138
Municipios con Historia | Conociendo la provincia REALPOLITIK

Salto, el diamante verde

TAGS: Salto
REALPOLITIK | 1 de abril de 2018
Por: PAOLA RODRÍGUEZ

Antes de 1737 los indios pampas habitaban este territorio. A partir de esa fecha se trató de eliminar al aborigen y se estableció el paraje “El Salto del Arrecifes”. Así el capitán don Juan de San Martín inició uno de los primeros exterminios contra los indios y, cumpliendo la misión impuesta de dejar “guardias” donde pareciera conveniente, dejó establecida a fines de ese año la "Guardia Avanzada de Salto”.

Un año después el Cabildo nombró a José Ruiz de Arellano para que establezca la fortificación aconsejada y “practique respecto de su gran inteligencia en estas materias y conocimientos de todo el país y de aquellos vecinos”.

Los caciques Hecanantú y Carulenko recorrieron en son de guerra la zona de Arrecifes y de Areco arrasando con los fortines, motivo por el cual en 1740 el Cabildo de Buenos Aires trató el informe del alcalde provincial “para que se construya un fuerte en el pago de Arrecifes”, con el objetivo de defender la jurisdicción de “los indios infieles que andan haciendo varios daños”

En ese fortín de Salto, que será bautizado como San Antonio, se estableció la compañía de caballería Blandengues “La Invencible”, al mando del capitán Isidro Troncoso. En 1772 se registró el primer núcleo de población.

Con el paso del tiempo, el capitán de Navío Félix de Azara visitó al Salto en su famoso reconocimiento de las guardias y fortines de la frontera, que realizó con el objeto de ensanchar la línea de Fronteras. En este territorio existían buenas tierras y abundancia de piedras para las construcciones.

Un informe elevado en 1782 por el comandante de frontera dice que la guardia avanzada San Antonio de Salto contaba con 493 habitantes sin contar soldados, solteros y peones. Era la población más numerosa de la frontera.

Los pagos de Salto, como se llamaba en esos tiempos, aparecían como partido. En diciembre de 1820, un episodio que vale la pena rescatar fue el empuje que tuvieron los habitantes de estas tierras, después de que el general chileno José Miguel Carrera -aliado de los aborígenes y al mando del cacique Yanquetruz- asaltara y destruyera el partido de Salto.

A pesar de estas desavenencias, los colonos se levantaron y volvieron a tener esperanza; gracias al esfuerzo colectivo volvieron a convertirse en el partido de Salto. Durante la administración de Bernardino Rivadavia, primer presidente de las provincias unidas del Rio de la Plata y padre de la deuda externa, se cambió el patrono del pueblo de San Antonio, por prestarse a confusiones con San Antonio de Areco constituyéndose en “Parroquia de San Pablo del Salto”.

Si bien Salto figura como partido desde 1820, la Ley de Municipalidades se sancionó en 1854. Sus tierras son conocidas y valuadas por su alta calidad productiva: son el diamante verde bonaerense. (www.REALPOLITIK.com.ar)

NOTICIAS RELACIONADAS


¿Qué te parece esta nota?


Comente esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.