Lunes 24.09.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de abril de 2018 | Provincia

Panorama REALPOLITIK

Escalofriante video: Una oficial casi muere electrocutada en la Unidad Penal 44

Hace apenas unas semanas, en la alcaidía 44 del complejo una oficial de policía estuvo a segundos de morir electrocutada. Como lo muestra el video compartido por REALPOLITIK, la oficial se apoyó en una pared en la que había una caja irresponsablemente abierta con una docena de cables pelados en su interior.

El complejo penal de Batán, la séptima cárcel más poblada de la provincia de Buenos Aires, aloja al 4 por ciento de la totalidad de los presos de todo el territorio bonaerense y engloba, además, a la Unidad Penal 44, que funciona como alcaidía, y a la Unidad 50 que aloja mujeres.

Durante años, la situación edilicia del complejo en el que tanto internos como personal policial transitan sus horas ha sido motivo de controversia. Incluso, en reiteradas oportunidades se han clausurado pabellones por encontrarse en situación de inhabitabilidad.

Por otro lado, el personal que se desempeña dentro de sus paredes está bajo un riguroso protocolo de seguridad, que les prohíbe comentar el estado de los edificios o describir su distribución. De este modo, se hace extremadamente difícil para ellos denunciar lo que ocurre en su interior, dado que cualquier palabra de más puede implicar perder el empleo.

En declaraciones anónimas, se describió en más de una ocasión la violencia extrema que se vive en el interior del complejo, las pésimas condiciones de salubridad y una única conclusión ineludible: el paso por el complejo penal de Batán no puede rehabilitar socialmente a nadie. Muy posiblemente, salgan peor de lo que entraron.

La semana que pasó, en la alcaidía 44 del complejo una oficial de policía estuvo a segundos de morir electrocutada. Como lo muestra el video compartido por REALPOLITIK, la oficial se apoyó en una pared en la que había una caja irresponsablemente abierta con una docena de cables pelados en su interior. Luego del accidente, la caja continuó emitiendo peligrosos chispazos durante toda la noche. La mujer tuvo que ser internada con heridas de gravedad.

Algo similar ocurrió con otro oficial, que contrajo hantavirus luego de tener que prestar servicios junto a un basural infestado en roedores. También tuvo que ser internado. Estos casos no son nuevos. Hace poco más de un mes, a una oficial se le desprendió parte de la mampostería del techo de la garita y terminó en la sala de emergencias.

Tanto los internos como el personal policial y administrativo de Batán piden auxilio a los gritos. Por ahora, los únicos que los escuchan son los roedores. (www.REALPOLITIK.com.ar)

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Inseguridad, Unidad 44, Cárcel de Batán

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
16 Apr | 09:14
Pehuén Curá | [email protected]
Los jefes tienen negocios muy grandes con los ministros de justicia, por eso nunca van a ocuparse del estado de los edificios, ni del personal, solamente en lo que atañe a us negocios y lam recaudacion
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.