Domingo 09.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de mayo de 2018 | Nacionales

Panorama REALPOLITIK

Carlos Grosso, “Guillo” Garat y Domingo Cavallo, los cráneos ocultos del gobierno de Macri

Dado el rechazo que despierta su figura en la sociedad, los allegados al presidente Macri suelen mantener las reuniones con Domingo Cavallo en el más absoluto de los secretos. No obstante ello, hace algunas horas salió a la luz una de sus entrevistas, en las que el ex ministro aconsejó al jefe de Estado sobre la crisis del dólar.

El alcance de los tres asesores es tan grande, que en el círculo íntimo de la gobernadora María Eugenia Vidal aseguran que “Guillo” Garat la llama asiduamente al celular para brindarle parte de su asesoramiento, y que los ministros nacionales se hacen un espacio para recibirlo si así lo requiere. Semejante pleitesía no es azarosa, sino que tiene raíz en un pedido explícito de Mauricio Macri y su polémico asesor Jaime Durán Barba. Ambos aseguran que “Guillo” es uno de los grandes cráneos que tiene la gestión.

Al igual que la del publicista ecuatoriano, objeto fetiche del presidente y Marcos Peña, la trayectoria profesional de Garat no está exenta de polémicos roces con la ley. En el año 2011, el juez federal Ariel Lijo allanó las oficinas de TAG Continental, una empresa de microtargeting y estrategias de marketing, en la calle Talcahuano 446. El operativo, que fue en el marco de la campaña sucia denunciada por Daniel Filmus, llegó a involucrar al reclutador personal de la empresa, el mismo Guillermo Garat. A entender de la Justicia, fue uno de los creadores de la encuesta falsa que vinculó al candidato kirchnerista con el caso Schoklender y el escándalo en el Inadi.

Otro personaje que goza de las mismas perrogativas que “Guillo” es Carlos Grosso, que como único requisito pide estar siempre en las sombras. De reconocida enemistad con Emilio Monzó, es uno de los apuntados en el alejamiento del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. Según allegados al congresista, su salida se gestó en las oficinas que el asesor tiene en un exclusivo edificio de Puerto Madero, a tres cuadras del excéntrico Hotel Faena.

El principal rol de Grosso es el de pensar “políticas a largo plazo” que luego plasma en documentos de Word y filminas de Power Point que exhibe en su oficina o directamente las envía por mail, como hace una vez por mes con el presidente de la Nación, Mauricio Macri. Odiado por muchos, fue el que estuvo detrás de la ola de despidos que encabezó el ministro de Modernización, Andrés Ibarra. Si bien no tiene tanta llegada a María Eugenia Vidal como Garat, es el opinólogo preferido de Federico Salvai, quien siempre que puede le invita un café. Entre sus “pollos” principales se encuentra el concejal de Húrlingham Lucas Delfino, quien recientemente fue denunciado por cobrar dos cargos en simultáneo.

Tal y como trascendió hace algunas horas, el último integrante del trío de asesores privilegiados de Cambiemos es nada más ni nada menos que Domingo Felipe Cavallo, el ex ministro de Economía creador de la ley de Convertibilidad del Austral y elegido “ministro de Finanzas del Año” por la revista Euromoney en 1992.

Dado el rechazo que despierta su figura en la sociedad, los allegados al presidente Macri suelen mantener las reuniones entre ambos en el más absoluto de los secretos. No obstante ello, hace algunas horas salió a la luz una de sus entrevistas, en las que el ex ministro aconsejó al jefe de estado sobre la crisis del dólar y la impericia del gobierno para cumplir con las metas de la inflación. Acorde a fuentes confiables, sería uno de los principales críticos del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

De este modo, “Guillo” Garat, Carlos Grosso y Domingo Cavallo se erigen como los estrategas detrás de la estrategia, el cerebro detrás de Cambiemos, que empujan con la punta del dedo al presidente de la Nación de un pensamiento al otro, entre decisiones políticas y tácticas económicas. Los monjes negros que gestan incorporaciones y pedidos de renuncia en el mismísimo gabinete, y que parieron como al anticristo la política de despidos que ya dejó en la calle a miles y miles de trabajadores. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
03 May | 12:34
Juan Carlos | Mail
El problema acá lo tiene el peronismo, dividido entre los K que insisten en impulsar a Cristina o Máximo y su antigua política del amigo-enemigo de la cual la gente en general se hartó sin importar que económicamente les haya ido mejor que ahora, y el otro peronismo con personajes como Urtubey que parece un mero aliado de la gestión actual y no un opositor. El peronismo por ahora queda reducido a Massa, Randazo y allegados de la vieja escuela. Mientras no surja un candidato que logre agrupar el voto justicialista, el gobierno aún con su imagen en caída tiene chances de ser reelecto porque la oposición está fragmentada. Los grandes piantavotos aquí son los K que no comprenden que deben de apoyar haciéndose a un lado. Mientras eso no pase seguirá la era del "cambio" que no es más que oligarquí radical de primera ola y ni falta va a hacer que vuelva Cavallo porque con la devaluación, inflación, tarifazos e impuestazos no se necesita ya un corralito.
02 May | 09:33
Federico Martín | [email protected]
¿Se hacen eco de las mentiras de El Destape? Eleven el nivel. Y si llega a ser cierto, Cristinita estará muy contenta ya que para ella Cavallo es una de las mentes más lúdicas del país.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.