Sábado 20.07.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
7 de mayo de 2018 | Nacionales

Panorama REALPOLITIK

Gasto público récord y una deuda multimillonaria: La bomba de tiempo del gradualismo de Macri

El asunto marca una sentencia inapelable: A pesar de todas las modificaciones, el gobierno continúa implementando el mismo nivel de gasto público que la administración kirchnerista, un 26.4 por ciento del PBI, lo que implica que el final del mandato de Mauricio Macri en el 2019 encontrará al país con un déficit similar, pero con mucha más deuda.

El resultado de un análisis pormenorizado llevado a cabo por seis economistas de renombre dejó sembrado un campo de preocupaciones y oscuros pronósticos para el corto y mediano plazo de la economía argentina.

En efecto, la investigación protagonizada por Verónica Sosa, Diego Giacomini, Valeria Sandoval, Federico Cuba, Pablo Niscovolos y Tomá Adduci reveló, entre otros aspectos, que el gasto público consolidado alcanzó el récord histórico del 43.2 por ciento del PBI. Por otro lado, el resultado fiscal negativo consolidado (Nación, provincias y Banco Central) asciende a -10 por ciento del PBI que, además, está bajo la máxima presión tributaria de la historia nacional, 34.7 puntos.

Este desbarajuste fiscal se financia con una inflación del 76 por ciento entre el 2016 y 2017, y una fenomenal deuda de 117 mil millones de pesos entre ambos años, lo que implica que la Argentina es, además, el país con el costo de capital más elevado de la región.

El asunto marca una sentencia inapelable: A pesar de todas las modificaciones, el gobierno continúa implementando el mismo nivel de gasto público que la administración kirchnerista, un 26.4 por ciento del PBI, lo que implica que el final del mandato de Mauricio Macri en el 2019 encontrará al país con un déficit similar, pero con mucha más deuda.

Los resultados evidencian numerosos errores en la política económica nacional. De hecho, la Argentina es el país con mayor gasto público y presión tributaria de toda la región, pero al mismo tiempo el de menor crecimiento.

En este marco, la discusión económica de fondo pareciera ser dónde y cuánto achicar al Estado. Cuánto más se tarda en bajar el gasto, menos margen de acción para evitar recortar planes sociales y empleo público a último momento. Hasta el momento, el único recorte impactó en subsidios económicos, y ya se gastó en la reparación histórica a jubilados, planes sociales e intereses de deuda.

Acorde al estudio publicado en el Semanario Económico número 313 de Economía y Regiones, numerosas fuentes han explicado hasta el hartazgo que, opuesto a lo que propone la “Economía Plateísta”, se entiende que para que crezca el país y baje la pobreza el Estado debe achicarse y bajar el gasto público. Trabajando simultáneamente en todas las cuentas del Estado, es posible alcanzar un equilibrio fiscal. El presidente Macri pareció entender esto cuando, luego de su último triunfo electoral, explicó que el problema más crítico era el fiscal, afirmando que “los argentinos no podemos gastar más de lo que recaudamos indefinidamente. Necesitamos menos impuestos con equilibrio fiscal”. En otras palabras, hay que bajar el gasto público para poder alcanzar el equilibrio a través de la baja de impuestos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.