Domingo 18.11.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de junio de 2018 | Nacionales

Panorama REALPOLITIK

Crédito del FMI: Para los economistas, marca el fracaso de los operadores del gobierno

Incluso explicado por el más oficialista de los economistas, resulta inevitable admitir que el recurso del Fondo Monetario Internacional era uno muy costoso políticamente y haber caído en él marca un claro fracaso en algún tramo de la política de atracción de inversores extranjeros.

El mapa del respaldo geopolítico al presidente Mauricio Macri está a pocas horas de ser uno absolutamente distinto al esperado y, en este caso, necesariamente peor. Incluso explicado por el más oficialista de los economistas, resulta inevitable admitir que el recurso del Fondo Monetario Internacional era uno muy costoso políticamente y haber caído en él marca un claro fracaso en algún tramo de la política de atracción de inversores extranjeros.

Luego de una serie de medidas que fueron consideradas por la mayoría de la población como “antipopulares pero necesarias”, como el ajuste a la estructura administrativa estatal, la eliminación de subsidios en las facturas de servicios y una notable mejora con empresas y organismos multilaterales de crédito, el presidente Macri entendió que había dado vuelta la balanza de las relaciones internacionales argentinas y afirmó que, muy pronto, llegaría una “tormenta de inversiones extranjeras”.

Pasaron los meses, y nadie vio la tormenta. Ni el “segundo semestre”. Ni siquiera una breve llovizna que caiga como un paliativo sobre una reseca economía. En términos financieros, la Argentina fracasó en su relación con el mundo, los inversores y operadores extranjeros le dieron la espalda en cuanto comenzaron las primeras turbulencias, empeorándolo todo aun más.

Si bien queda por definir el monto final del préstamo, las negociaciones con el Fondo están prácticamente terminadas y el resultado es positivo. La Argentina pidió 45 mil millones de dólares, que es prácticamente el máximo permitido para el país. Las autoridades del organismo prefieren ser algo más prudentes. En caso de continuar con los sacudones, América Latina será la fuente de nuevos pedidos de dinero, y la Argentina puede ser un antecedente peligroso.

El acuerdo tendrá consecuencias internas que tendrán, a su vez, un elevado costo político. El préstamo vendrá con condiciones. Una de ella pasará por lo fiscal, en donde el Fondo exigirá la extinción de los programas dedicados a políticas provinciales como la salud y la educación, que por iniciativa de Cristina Fernández de Kirchner eran apoyados económicamente por la nación. Ya no más. Por otro lado, se bajará la tasa de interés recesiva impuesta por Federico Sturzenegger del 40 por ciento. Otros dos ejes: Dólar e inflación. Christine Lagarde ya anunció que quiere al dólar en flotación libre. Nada de intervenciones del Central, lo que impulsaría su cotización a los 30 pesos.

Estas medidas no saldrán baratas. La oposición ya puso el grito en el cielo por adelantado y Mario Quintana tiene la mira puesta en el titular del Banco Central, a quien planea reemplazar por Luis Caputo, actual ministro de Finanzas. Tratando de intimidar al Partido Justicialista, Macri espera sacarse una foto en los próximos días con Ángela Merkel y Donald Trump. Con el peronismo preocupado por la falta de reacción de la sociedad ante el veto del presidente a la ley de Tarifas, puede que ésta sea la estocada final. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.