Martes 14.08.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de junio de 2018 | Municipales

QUILMES | Panorama REALPOLITIK

El inquilino Martiniano Molina no paga y le cierran la Defensoría del Pueblo

Además, hace seis meses que la oficina está acéfala y por lo tanto sin cumplir la misión de atender a los vecinos que acuden a ese lugar cuando se sienten afectados por falta de respuesta ante un reclamo, o por abusos e irregularidades de una prestación o servicio.

por:
Mónica Galván

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, no pagó el alquiler de las oficinas donde funciona la Defensoría del Pueblo y los propietarios le pusieron candado. Pero, además, hace seis meses que la oficina está acéfala y por lo tanto sin cumplir la misión de atender a los vecinos que acuden a ese lugar cuando se sienten afectados por falta de respuesta ante un reclamo, o por abusos e irregularidades de una prestación o servicio.

“Hace dos años que no hay Defensor titular. Hace cinco meses que está totalmente acéfala porque vencieron los mandatos de los adjuntos y ahora se suman que los empleados ya no pueden ir a trabajar porque donde funciona la Defensoría es un lugar alquilado al Círculo Universitario de Quilmes y como el Municipio hace cinco meses que no paga, esta gente les cerró las puertas, le cambió el candado e impide que entren los trabajadores” contó a REALPOLITIK, el concejal Angel García (UC).

El último Defensor que tuvo Quilmes fue Luis Bratti. Lo fue hasta 2016. Después le siguieron los adjuntos Nicolás Engel y Gustavo González. En diciembre de 2017 se fueron tras cumplir el período de mandato. A partir de esa fecha la Defensoría quedó descabezada. “Hoy no tenemos ni empleados en la Defensoría del Pueblo” se quejó García. “Nosotros presentamos un reclamo a Molina pero nunca nos atiende”.

La Defensoría es un órgano que tiene como fin garantizar el ejercicio de los derechos de los vecinosy que las instituciones y los funcionarios de la administración provincial cumplan con sus deberes y respeten la Constitución y las leyes vigentes. Así supervisa a las empresas de servicios públicos y privados para brinden servicios adecuados y atiende al vecino que se ve vulnerado en sus derechos por una mala prestación, atención o trato, insuficiencia de información, o ineficacia de servicios.

"Desde diciembre la defensoría esta acéfala, por pura y exclusiva responsabilidad de Cambiemos. Ese espacio le corresponde a la primera minoría que es Unidad Ciudadana, pero con diferentes argumentos han logrado que no tengamos autoridades y ahora los empleados de planta, que desde hace más de 5 meses no tienen quien los conduzca, se encuentran con un candado en la puerta y se les impide el ingreso", dijo García.

Y agregó: “Cada día queda más evidente que a Martiniano Molina le interesa que la Defensoría del Pueblo no funcione, así los vecinos pierden un espacio desde donde defenderse. Esta semana los empleados municipales se encontraron con la sorpresiva actitud del Círculo Universitario de Quilmes, titular del predio, quienes decidieron impedir el ingreso ya que el Municipio tiene una abultada deuda por alquileres atrasados, lo que generó incertidumbre y malestar, ya que ningún funcionario supo darles explicaciones y a último momento se les indicó que la situación podría resolverse en 30 días”.

García finalizó: “En estos momentos en que existen miles de abusos de las empresas de servicios, cuando hay que defender con mayor compromiso a nuestros vecinos, Martiniano elige el camino inverso y encima después hay que escucharlo hablar de transparencia”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.