Lunes 22.10.2018 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de junio de 2018 | Municipales

BAHÍA BLANCA | Panorama REALPOLITIK

Bahía Blanca: Por una foto futbolera, explotó la interna de Cambiemos

Poco imaginaron que Alfredo Dagna, presidente de Olimpo, y Rubén Forestello, el flamante entrenador, irían a reunirse al café Il Mercatto de Bahía Blanca a sacarse una foto para los medios. Al hacerlo, pescaron in fraganti a dos comensales que compartían un café en el fondo, contra la pared.

Existen pocos dirigentes políticos que hayan cosechado tanta polémica a lo largo de su carrera como Dámaso Larraburu en Bahía Blanca. Histórico armador peronista, supo subirse a una candidatura a intendente por el Frente Renovador y bajarse a último momento para apoyar a Daniel Scioli y Aníbal Fernández. Hasta su huída estuvo plagada de disputas y querellas. Según sus declaraciones, decidió dar el portazo por no coincidir en las propuestas del candidato de Tigre. Acorde a Sergio Massa, no obstante, le pidió al bahiense que dé un paso al costado porque se enteró que Larraburu aparecía en las escuchas telefónicas de Juan Ignacio Suris, ex pareja de Mónica Farro y detenido en la ciudad costera por ser el presunto jefe de una poderosa banda narco.

Desde entonces, Larraburu fue ganándose poco a poco el mote de “el titiritero” dentro del arco peronista bahiense. Incluso las reconocidas Juventudes Políticas locales indicaron en un escrito que el ex dirigente massista “es quien mueve los hilos del poder. Manejando el Puerto e incluso colocando y sacando intendentes en un juego perverso”. Durante meses, incluso años, tanto el dirigente como sus correligionarios se encargaron de desmentir la teoría una y otra vez. Incluso, se ocuparon meticulosamente de tratarla como un “mito político local”.

Poco imaginaron que Alfredo Dagna, presidente de Olimpo, y Rubén Forestello, el flamante entrenador, irían a reunirse al café Il Mercatto de Bahía Blanca a sacarse una foto para los medios. Al hacerlo, pescaron in fraganti a dos comensales que compartían un café en el fondo, contra la pared. Se trataba de Dámaso Larraburu y el presidente del Consorcio del Puerto de Bahía Blanca, Miguel Donadío.

A la velocidad de la luz, la fotografía se viralizó entre los dirigentes de Cambiemos. “Le entregamos el puerto a Larraburu”, fue la frase elegida por la mayoría. Un pequeño grupo decidió mantenerse fiel a Donadío e intentó defenderlo, pero se disgregó a los pocos minutos. “No hay más nada que hacer. En la foto vemos a dos personas. Una es la que realmente maneja el puerto. El otro es Donadío”, fue la reflexión final. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.