Viernes 28.01.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
18 de junio de 2018 | Provincia

Panorama REALPOLITIK

Falta de pago en la provincia: El gobierno intervino las oficinas de la Contaduría General

En vistas de la alarmante falta de respuestas hacia el conjunto de los proveedores bonaerenses, el gobierno de María Eugenia Vidal decidió intervenir algunas de las más estratégicas oficinas de la Contaduría General de la provincia. Incluso, se estaría analizando por primera vez volver atrás con el controvertido sistema Sigaf.

En vistas de la alarmante falta de respuestas hacia el conjunto de los proveedores bonaerenses, el gobierno de María Eugenia Vidal decidió intervenir algunas de las más estratégicas oficinas de la Contaduría General de la provincia. Incluso, se estaría analizando por primera vez volver atrás con el controvertido sistema Sigaf.

En algunos rubros, la situación financiera de las Pymes se volvió desesperante. Con pagos atrasados que se remontan a enero, las cámaras empresariales comenzaron a levantar la voz. En el rubro textil, por solo citar un ejemplo, se anunció directamente el riesgo en el que se encuentra la actividad en su conjunto. A la caída del poder adquisitivo y el aumento de las importaciones, se le suma la falta de pago por parte del estado de los expedientes adeudados. “De este modo es imposible seguir. El apalancamiento con créditos, préstamos y operaciones similares es tan grande que muchas empresas comienzan a cerrar sus puertas”, aclararon desde una reconocida cámara empresarial textil.

El summun de todos los horrores pareciera ser el ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Allí, a los inconvenientes del sistema se le suman pequeñas rivalidades entre oficinas e incluso un descontento generalizado de todo el edificio en contra de la subsecretaria Romina Rodríguez. Por esta insólita razón, no son pocos los expedientes que se detienen a propósito, se demoran en oficinas y hasta se pierden intencionadamente.

“El Sigaf tiene un gran inconveniente: No es customizable. Es decir, si nosotros queremos agregarle o quitarle algo, no nos lo permite. Si queremos cambiarle una unidad de valor o de medida, tampoco. Tiene una estructura estándar que no permite ser modificada. Por eso, en algunos estamentos aun no funciona correctamente”, aclararon en el polémico ministerio. La excusa abarcaría también al Patronato y a otros sectores que, a diferencia de la mayoría de las carteras bonaerenses, aun no comenzó a funcionar como corresponde.

El mayor inconveniente que enfrentan las Pymes en este escenario es el del pago de los salarios. Por ejemplo, el servicio de provisión de alimentos a los 77 hospitales bonaerenses se enfrenta a dicho dilema. Por lo general, los alimentos no tienen un peso considerable en la estructura de costos de los empresarios, sino que la enorme mayoría de la misma está abarcada por el pago de sueldos. De este modo, la parálisis en los nosocomios de la provincia no llegaría por falta de comida sino por falta de empleados, dado que estos al no cobrar dejarían de presentarse. La situación se reviste de una gravedad aun mayor si se le suman los potenciales juicios laborales que dicho parate acarrearía.

En este escenario, autoridades de la provincia de Buenos Aires anticiparon a REALPOLITIK que, por orden de la gobernadora, la subsecretaría para la Modernización del Estado comenzó a intervenir oficinas del contador general bonaerense, Gastón Messineo. “Aun no se tomaron las oficinas más vitales porque no queremos que lo interprete como una invitación a renunciar. Simplemente estamos tratando de agilizar las cosas, estar ahí para apoyar su gestión en aquellos momentos en los que hace agua, y llevar tranquilidad a los proveedores”, aclararon fuentes cercanas a Pablo Saccani, titular de la subsecretaría. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!