Sábado 19.01.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de julio de 2018 | Opinión

Correo de lector

Macri, el gato con botas

Por Luis Patiño. De nuevo la memoria volvió a golpear mi puerta. Nuevamente imágenes del pasado que no se resigna justamente a ser eso, solo pasado, como si lo sucedido en los años 70 no nos sirviera de ejemplo a los argentinos para entender que la violencia institucional es la peor de las violencias.

por:
Luis Patiño

De nuevo la memoria volvió a golpear mi puerta. Nuevamente imágenes del pasado que no se resigna justamente a ser eso, solo pasado, como si lo sucedido en los años 70 no nos sirviera de ejemplo a los argentinos para entender que la violencia institucional es la peor de las violencias.

Pero lo que más duele son algunas voces acalladas a pesar de que en otros tiempos fueron firmes defensores de las instituciones democráticas. Después de escuchar el discurso del presidente Mauricio Macri en Campo de Mayo, mi mente se transformó en un proyector que me mostraba imágenes de un tiempo donde el horror fue el principal protagonista. Las detenciones clandestinas, los gritos, las rodillas en el maíz, los

fusilamientos y los simulacros, la tortura, los hijos arrancados de los vientres de sus madres, los desaparecidos, el destierro del exilio, las madres buscando sus hijos, abuelas buscando sus nietos, las razias, el pelo corto para entrar en las escuelas, la portación de apellido, los vuelos de la muerte, el miedo.

No hay proyecto económico de estas características que no cierre sin represión, es imposible que el pueblo se quede quieto cuando hay hambre. No hay quién resista la falta de contención ante semejante atropello.

A los aportes truchos que podrían dejar afuera de su carrera política a la gobernadora, plan B de este gobierno, contestan golpeando la puerta de los militares, como lo hicieron algunos políticos y civiles en los 70, como históricamente hicieron aquellos que

sometieron al pueblo a la pobreza y la resignación, en nombre de la patria y la restauración de la paz social se llevaron puesta una generación.

En las paredes pintadas por la imaginación del pueblo se puede leer: “Al final era cierto, el gato venía con botas”. Pensá que si mañana tus hijos salen a reclamar lo que vos no te animaste a reclamar ahora, pueden ser las próximas víctimas de la violencia institucional.

No permitamos que se pisoteen los ideales que nos permitieron luchar por las libertades de elegir y pensar, en nombre de los que dejaron su vida, a tanta sangre de

inocentes derramada.

No dejemos que nos arrebaten más de 30 años de democracia.

 

 

(*) Luis Patiño fue concejal por el PJ y se desempeñó como director de Control Urbano de la municipalidad de La Plata.

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Mauricio Macri, Luis Patiño

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
30 Jul | 11:24
josecito | [email protected]
Ay Luisito .... vos más que el Gato con botas, tendrías que escribir "El Sodero Corrupto". Vergüenza para tus hijos sos.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.